Ir a contenido

Alonso avisa a Mas de que el cumplimiento de la Ley incluye la de Estabilidad Presupuestaria, que tiene "sus propias previsiones"

El ministro de Sanidad recuerda que la actuación del Govern solo lleva a "bronca" y ruptura y a que no haya para pagar servicios básicos como las farmacias

Guindos apunta en referencia al FLA que todos los instrumentos están siendo analizados

El ministro Alfonso Alonso y, al fondo, junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra Ana Pastor.

El ministro Alfonso Alonso y, al fondo, junto a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra Ana Pastor. / JUAN MANUEL PRATS

El ministro de Sanidad y presidente del PP vascoAlfonso Alonso, ha advertido a los independentistas catalanes que el cumplimiento de las leyes incluye a "todas" y recuerda que también afecta a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, de la que ha dicho que "tiene sus propias previsiones".

De hecho esta Ley incluye una serie de medidas coercitivas para la Comunidad Autónoma que la incumpla entre las que se encuentran la no disponibilidad de créditos, depósitos en el Banco de España, multas e incluso el envío de una comisión -los llamados "hombres de negro"- dirigida por el Ministerio de Hacienda, para revisar las cuentas de la comunidad.

El ministro de Sanidad ha destacado que el Ejecutivo central ha aportado "liquidez" a Catalunya con una financiación de "prácticamente 48.000 millones de euros" y ha recordado que la Generalitat "tiene una situación financiera desesperada, vive de la asistencia, de la ayuda y del apoyo del Gobierno de España".

No obstante, el ministro ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los catalanes y ha dicho que el apoyo del Gobierno de España a los ciudadanos "tiene que seguir siendo así", porque, añadió, "para nosotros es un prioridad mantener los servicios esenciales que se prestan a los ciudadanos", también en materia de seguridad.

"RESPUESTA INMEDIATA"

Tras producirse la aprobación de la declaración de ruptura por parte del Parlamento catalán, el titular de Sanidad ha afirmado que el Gobierno va a dar una respuesta "inmediata", que será recurrirla ante el Tribunal Constitucional y pedir la suspensión de la resolución que da inicio al proceso independentista en Catalunya aprobada por el Parlamento catalán.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las instalaciones de Gureak en San Sebastián, encuentro en el que ha estado acompañado por otros dirigentes del PP como Borja SémperNerea Llanos y Laura Garrido, ha afirmado que va a haber una respuesta "inmediata".

Alonso ha subrayado que se va a "garantizar el cumplimiento de la ley" y se va a "proteger la convivencia de los catalanes, la integridad de la soberanía nacional y la relación entre Catalunya y el resto de España". "Tienen que saber los catalanes y el conjunto de los españoles que la ley se cumple, que nadie está por encima ni al margen de la ley y que no caben proyectos de ruptura", ha manifestado el presidente de los populares vascos.

"SITUACIÓN DE ANGUSTIA"

El ministro ha incidido, además, en que este tipo de decisiones "conducen a una situación de angustia a la comunidad catalana en la que al final no hay gobierno, no hay gestión, no hay dinero para pagar servicios básicos esenciales, no hay dinero para pagar las farmacias, solo hay broncas rupturas, solo hay división y solo hay amenaza".

El ministro de interior, Jorge Fernández Díaz, confía en que el recurso de inconstitucionalidad sea el primer y último paso que tenga que dar el Ejecutivo de Mariano Rajoy para frenar la resolución “irresponsable, ilegal e inconstitucional” adoptada por el Parlamento de Catalunya pero avisa que no renuncian a nada. “No se renuncia a nada ni se anuncia nada porque hemos de estar a la espera de lo que se produzca. Ojalá no se tenga que hacer nada más ni nada menos que interponer este recurso de inconstitucionalidad”, ha alertado a su llegada al consejo de ministros de interior de a UE.

INTERIOR Y ECONOMÍA EN BRUSELAS

Fernández Díaz confía ahora en que se cumplirá la ley, que el tribunal suspenderá la moción y que notificará su decisión a la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell lo que permitirá recuperar el sentido común. “Si por desgracia no volviera al sentido común y se pretendieran otras cosas se daría la respuesta adecuada con prudencia, con firmeza y con proporcionalidad pero con toda la claridad que nuestro estado de derecho prevé ante cada una de las situaciones que eventualmente se produzcan”, añadía eludiendo confirmar si planean tomar el control de los Mossos de Esquadra. El titular de interior ha acusado al gobierno catalán de falta de diálogo y a su presidente, Artur Mas, de ser el último responsable. 

En una línea similar se pronunciaba minutos después su colega de economía, Luis de Guindos. A su juicio la hoja de ruta planteada desde Catalunya no es un escenario ni realizable ni racional y los mercados no lo tienen en cuenta. “Es un viaje a ningún sitio, una ensoñación sin sentido y el liderazgo del presidente es muy importante. Aquí no se va a romper absolutamente nada”, ha explicado a su llegada a la reunión del Eurogrupo advirtiendo que la respuesta que dará el gobierno será “prudente, gradual y firme”. Al ser preguntado por el FLA, el ministro de Economía ha avisado que todos los instrumentos están siendo analizados.

Desde las instituciones europeas mientras tanto han optado por mantener el silencio habitual. Según el portavoz del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se trata de una cuestión que afecta al orden constitucional de España que no valoran.