POLÉMICO HOMENAJE

El lío de la gira fascista

Un grupo de italianos que combatieron en el bando franquista visitan ciudades españolas exhibiendo símbolos de la dictadura

Miembros de la ANCIS, en el acto de Zaragoza.

Miembros de la ANCIS, en el acto de Zaragoza.

2
Se lee en minutos
MICHELE CATANZARO / BARCELONA

Hay toda la parafernalia falangista: yugos, flechas, aguiluchos e uniformes. Pero los protagonistas son italianos. Están de gira por España para homenajear a los voluntarios enviados por Mussolini para apoyar a Franco. Su excursión, tras el Valle de los Caídos y el Alcázar, culminará en Madrid hoy, día de las fuerzas armadas italianas.

El asunto es polémico -este martes un diario italiano lo lamentó en portada- porque el grupo pretende unirse al acto del consulado italiano. Anteayer, participó en un homenaje a los caídos en Zaragoza, en presencia del cónsul honorario italiano. No es la primera vez que ocurre: la gira se ha ido repitiendo y en el 2008 se criticó la coincidencia del embajador con el grupo.

La embajada niega que los haya invitado al acto de hoy y el cónsul honorario dice que no puede excluirlos de un homenaje que se celebra a la vez en todos los sagrarios italianos. Altraitalia, una asociación de italianos de izquierdas de Barcelona, ha denunciado la cuestión y pedido un distanciamiento.

El grupo, de 18 personas, representa a la Asociación Nacional de Combatientes Italianos en España (ANCIS). La gira se anunció en la web de la Fundación Francisco Franco. Anteayer en Zaragoza se celebró una misa en la iglesia de San Antonio, que custodia restos de italianos, mayoritariamente del bando franquista. "En la cripta hay muertos de los dos bandos", afirma el cónsul honorario Massimo Marchetti. "No podemos impedir el ingreso a una asociación italiana. Esos también eran soldados italianos", explica Marchetti.

Los miembros de la ANCIS comieron en dependencias de la parroquia. En años anteriores, cantaron el Cara al Sol y exhibieron simbología fascista, según se ve en webs extremistas. El sagrario pertenece al estado italiano, pero Marchetti no se pone con lo que los franciscanos, quienes la gestionan, organizan tras la misa. El párroco replica: "No lo entiendo: nosotros no mandamos al gobierno italiano. Que se aclaren y lo solucionen".La oficina de prensa de la embajada niega que se invitara a la ANCIS al acto de hoy y aseguran que el embajador no asistirá.

Noticias relacionadas

¿Por qué la embajada nunca tomó distancias? Sus portavoces se remitieron al Ministerio de Exteriores italiano, que este jueves no respondió a la pregunta.

"Pedimos que los diplomáticos condenen una apología del fascismo. Italia ni tan solo ha pedido disculpas por su participación en la Guerra Civil", comenta un portavoz de la asociación Altraitalia.