05 abr 2020

Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCION

El juez vincula las comisiones a Pujol júnior con obras públicas

El magistrado ve «grave» la conducta de los imputados, que se elevan ya a 18

Sostiene que dos empresas del hijo del 'expresident' recibían las mordidas

J. G. ALBALAT / BARCELONA
MARGARITA BATALLAS / MADRID

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata vincula el pago de comisiones a Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley, con las adjudicaciones de obras públicas por parte de la Generalitat, según las resoluciones judiciales a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO y en las que el magistrado autorizaba las entradas y los registros del martes en 15 domicilios particulares, oficinas, empresas y naves industriales. Son ya 18 el número de imputados en este proceso judicial.

El magistrado sostiene que la actividad presuntamente delictiva investigada puede calificarse de «grave», tanto en atención a la pena que comporta los delitos perseguidos, como «desde el punto de vista de trascendencia social». En su opinión, esa gravedad es importante por la participación en las operaciones bajo sospecha de «imputados vinculados al sector y la contratación pública», así como al elevado importe de las transacciones económicas descubiertas.

El juez destaca que Jordi Pujol Ferrusola y su exmujer, Mercè Gironès, los dos imputados, han dispuesto de «cantidades importantes» de fondos a través, sobre todo, de las empresas Iniciatives Marketing Project Marketing. Estas sociedades tienen el mismo objeto social y sede, y su única empleada es una secretaria. Su oficina fue registrada por la Policía Nacional el martes. Los únicos gastos que declaran estas sociedades son, principalmente, las cantidades que se abonan a los propietarios.

FACTURAS SOSPECHOSAS

Según el juez, las empresas de Pujol Ferrusola percibían pagos de «numerosas» empresas. Las principales «son beneficiarias de adjudicaciones de obra de las administraciones públicas de la comunidad autónoma de Catalunya». Algunos de estos desembolsos se justifican con facturas en las que se expone la existencia de contratos, pero los conceptos son «muy genéricos»: asesoramiento para implantación en distintos países, como, por ejemplo, México (país que se repite en varios contratos y con distintas empresas), búsqueda de oportunidades de mercado, entre otros.

Las temáticas, además, son diversas: redes de electrificación, refinerías, parques eólicos, actividad inmobiliaria. El juez incide en que no consta documentación alguna sobre estos trabajos y que las gestiones eran «meramente verbales». Tampoco se han acreditado los gastos necesarios para ejercer esas labores. En otros casos, los desembolsos se justifican por suministrar personas de contactos o intermediación en operaciones financieras. Sin embargo, esos «contactos» no residen en España y no consta la intermediación.

Esas actividades, los pagos de los empresarios, así como los ingresos recibidos por Pujol hijo, muchos de ellos procedentes del extranjero, «no acreditan una realidad mercantil ordinaria», detalla el juez. La comisión rogatoria remitida por las autoridades de Andorra a la Audiencia Nacional han permitido ahora concretar algunas de esas comisiones y el movimiento de fondos en las cuentas corrientes de Jordi Pujol Ferrusola en el país vecino.