Mas: "No hay trato de favor de la administración, el resto cae por su propio peso"

El 'president' admite posibles errores "administrativos" de CDC pero centra su defensa en el Govern

Denuncia de nuevo una actuación para hacer "daño" a su partido

Artur Mas, este viernes, durante su comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlament.

Artur Mas, este viernes, durante su comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlament. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / BARCELONA

El 'president' de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ante las acusaciones de corrupción por pago de comisiones a CDC a cambio de obra pública, ha argumentado que esta triangulación entre Govern, partido y empresas es imposible porque "no hay trato de favor" de la administración ya que el sistema de contratación lo impide. "Para que se pueda favorecer a alguien el sistema lo ha de permitir y tenemos un sistema que no permite favorecer a nadie, si quien tiene el poder no puede hacer un trato de favor porque el sistema lo impide, no hay trato de favor, no necesariamente el que queda primero cuando se abre el pliegue técnico, gana el concurso, muchas veces cambia el orden por la oferta económica, no hay margen de discrecionalidad, no puede haber trato de favor, y sino hay trato de favor, ¿todo el resto en qué queda?", ha argumentado en una larga intervención inicial en su comparecencia a petición propia ante la diputación permanente del Parlament.

AL PARTIDO NO, A LAS FUNDACIONES SÍ

Mas ha confirmado de nuevo que la fundación de CDC ha recibido aportaciones de empresas, empresas que han contratado con la administración, pero ha recordado que otros partidos -a los que no ha citado- también se han financiado con empresas. Y en este sentido ha recordado que la ley de financiación de partidos (cuya última reforma dejó la puerta abierta a que estas empresas financien no a partidos pero sí a sus fundaciones, sin el rechazo de CiU en el Congreso) permite este método de financiación. "Se criminalizan las aportaciones a la fundación de un partido y no a los demás y además están en el marco legal. ¿No gusta el sistema? Que se cambie la ley. Y si alguien no está de acuerdo tiene todo el derecho a no cambiarla". Curiosamente, Mas no ha confirmado que la fundación de CDC dejará de recibir aportaciones de empresas a partir de enero, como ha anunciado el coordinador general del partido, Josep Rull.

Mas ha basado su defensa en la actuación del Govern más que en la del partido, del que ha reconocido la posibilidad de haber cometido algún error "administrativo" en su relación con su propia fundación política. "Una posible falta o error administrativo que cometen muchos partidos advertidos por el Tribunal de Cuentas no se puede convertir en una categoría penal", ha argumentado.

SISTEMA "IMPECABLE"

El 'president' en funciones ha detallado que las condiciones para contratar determinadas obras de más de dos millones de euros tienen en cuenta no solo la oferta técnica que se conoce inicialmente sino también la económica, y que en muchas ocasiones quien obtiene la mejor puntuación en el primer aspecto no acaba ganando el concurso. No solo eso sino que ha afirmado que el modelo de la Generalitat es más garantista que lo que marca la ley general sobre contratación. "La contratación pública -ha afirmado el líder de CDC- en la Generalitat es impecable. No hay errores ni por supuesto posibilidad de influir de manera partidista o personal sobre este sistema. Se ha ido sofisticando de un modo que cada vez limita más la posibilidad de influir".

"SE BUSCA HACER DAÑO"

Mas ha acabado con un alegato defensivo afirmando que en diez años de investigación a CDC no hay ninguna sentencia condenatoria, con lo cual ha finalizado como ha iniciado su discurso, con una crítica a la actuación de la Guardia Civil desde anteayer: "Si se avisa antes a los medios es que se busca el espectáculo, no niego que se busca la investigación, pero también el espectáculo, se busca hacer daño, un daño particular, sobre un partido concreto, Convergència".

En su segunda intervención, Mas ha vuelto a afirmar que "no se podrá demostrar" vinculación entre el dinero aportado por empresas a la fundación de CDC y el hecho de que recibieran adjudicaciones públicas. La explicación del 'president' en funciones de por qué su partido recibe esta aporatación empresarial es porque "algunas de estas empresas tienen directivos que son militantes de CDC desde hace años y estas personas o estas empresas aportan dinero a su partido, otros partidos puede que tengan militantes que no son empresarios, o que haya empresas de la construcción, o no de la construcción, que prefieran dar apoyo a un partido porque defiende un modelo" de sociedad.

De nuevo Mas ha retado al resto de partidos a hacer públicas las aportaciones que reciben sus fundaciones. Y ha afirmado que si no se investiga a otros partidos es "quizá porque identifican que CDC es una pieza clave de muchas cosas".

EL FUTURO DE BASSOLS

Noticias relacionadas

Respecto a la detención del marido de la responsable de Transparencia del Govern, Núria Bassols, Mas ha dejado la puerta abierta a tomar decisiones, a la espera de analizarlo con ella misma: "No puedo hacerla responsable de cosas que afectan a su marido sino de cosas que la afectan a ella, es una magistrada del TSJC. Lo comentaremos con ella... he de poder escuchar su versión. Todavía no lo he podido hacer, lo haremos. Será objeto de análisis y debate con ella, pero procuro no confundir las actuaciones personales con las de personas que están al lado de una persona, cada persona tiene su propia entidad y capacidad personal".

Finalmente, Mas ha asegurado que no le temblará la mano a la hora de "asumir responsabilidades", pero ha advertido de que ha de tener "evidencias suficientes o hechos demostrados" para tomar decisiones. Y ha recordado que CDC ha tomado decisiones respecto al exsecretario general, Oriol Pujol, y que él mismo actuó "en 48 horas" respecto a la confesión del 'expresident' Jordi Pujol.