Ir a contenido

LA CARRERA A LAS URNAS

Sánchez: "No vamos a renunciar a reformar la Constitución porque nos amenacen los secesionistas"

El aspirante del PSOE abarrota el pabellón del Estudiantes en la presentación de los candidatos a las generales

Defiende el polémico fichaje de Lozano porque hay "que incorporar a independientes"

JUAN RUIZ SIERRA / MADRID

El líder del PSOE se da un baño de masas con los candidatos al Congreso y Senado. / DAVID CASTRO / VÍDEO: ATLAS

Pedro Sánchez ha dado este domingo, durante la abarrotada presentación de los candidatos al Congreso y el Senado en las generales del 20 de diciembre, nuevos argumentos para reformar la Constitución. “No vamos a modificar la Constitución por la amenaza de los secesionistas, pero tampoco vamos a renunciar a reformarla porque nos amenacen los secesionistas”, ha dicho el líder del PSOE y aspirante a la Moncloa.

Tras el enrarecido comité federal del pasado sábado, en el que los socialistas avalaron las listas y la controvertida incorporación de Irene Lozano (exdiputada de UPD) como número cuatro de la candidatura por Madrid mediante un clamoroso silencio, esta presentación se presentaba potencialmente peligrosa. Lozano, muy crítica con el PSOE en los últimos años, ha ocupado un lugar discreto en el Pabellón Antonio Magariños, ante más de 3.000 personas, donde Sánchez jugó al baloncesto con el Estudiantes. La recién llegada ha renunciado a pedir perdón por sus declaraciones, como le reclaman entre otros Felipe González, pero ha sido bien recibida por los asistentes, sin ningún pitido.

Sin citarla, el líder socialista ha justificada la llegada de la exdirigente de UPD, que hace solo tres meses perdió por poco el congreso para liderar su antiguo partido. “El PSOE nunca puso límites. En un tiempo en el que los dirigentes del PP dimiten o se avergüenzan, nosotros incorporamos a independientes, que no indiferentes”, ha explicado.

"SIN DESCALIFICACIONES" 


En un discurso de unos 40 minutos, presentado junto a su mujer, Begoña Gómez, algo habitual en sus grandes actos, Sánchez se ha comprometido a realizar una “campaña sin descalificaciones”, ha acusado al PP de “resquebrajarse por la aluminosis de la corrupción” y se ha comprometido a “derogar la reforma laboral”, pese a que este anuncio no incluya, como había dicho hasta ahora, a las muy rebajadas indemnizaciones por despido.

“Estoy convencido de que podemos ganar las elecciones”, ha concluido Sánchez, cuyas críticas han ido dirigidas en todo momento al PP, obviando a Ciudadanos y Podemos.