Ir a contenido

CAMBIO DE SIGLAS

Irene Lozano, número cuatro de la lista del PSOE por Madrid

La incorporación de la ya exdiputada de UPD provoca incomprensión en dirigentes socialistas

"Lo de menos son las siglas", dice la antigua dirigente de la fuerza de Rosa Díez

El PSOE llevaba varias semanas tranquilo internamente, a diferencia del PP, pero el flamante fichaje de la exdiputada de UPD Irene Lozano ha vuelto a conmocionar el partido. La exdiputada de UPD será la número cuatro de los socialistas en la lista por Madrid. Son muchos los que no entienden la apuesta del líder y candidato de los socialistas, Pedro Sánchez, por una dirigente que hasta ahora había criticado con dureza las siglas a las que se suma como independiente. Hace solo unos meses, en febrero, tachó al PSOE de partido corrupto. 

La incorporación de la excompañera de filas de Rosa Díez, a la que se ha enfrentado en los últimos tiempos, puede convulsionar el comité federal del próximo sábado, aunque diversas fuentes dudan de que la sangre llegue al río a solo dos meses de las elecciones generales del 20 de diciembre. 

Lozano no es una aspirante más. También formará parte del comité de expertos socialistas que redactarán el programa electoral. Tiene encargado el área de regeneración democrática. El que se haya destinado un área tan sensible como esta a alguien no vinculado al PSOE tambien ha generado malestar. "Lanza el mensaje que nosotros no somos capaces, de que tiene que venir alguien de fuera a darnos lecciones", señala un dirigente. 

Este viernes, Lozano ha renunciado a su escaño por UPD en el Congreso y ha justificado su fichaje con unas declaraciones que han levantado aún más ampollas entre los socialistas. "Lo de menos son las siglas y lo que acredita mi posición es el trabajo que ya he hecho. A quien le parezca que lo más importante en este momento es estar bajo unas siglas u otras, es una opinión respetable pero que yo no comparto. Creo que las personas acreditamos nuestro trabajo y yo así lo he hecho y voy a seguir haciéndolo". ha dicho Lozano, para quien su fichaje demuestra que el "proyecto de cambio" de Sánchez es "serio y creíble". 

El PSOE tiene previsto anunciar este viernes por qué provincia concurrirá a las elecciones. Las federaciones territoriales del PSOE ya han trasladado a Ferraz sus propuestas para las listas, por lo que la inclusión de la diputada de UPD provocará movimientos en alguna candidatura.

La Comisión Federal de Listas emitirá este viernes su dictamen y serán aprobadas el sábado en un Comité Federal, máximo órgano del partido entre congresos. Y el domingo, Pedro Sánchez presentará a sus candidatos en el primer gran mitin de la campaña, para el que ha elegido el Polideportivo Antonio Magariños, en Madrid.

SU ENCAJE EN LA CANDIDATURA SOCIALISTA

El encaje de Lozano en las listas se prevé complicado. Si la intención de la dirección socialista es incluirla en la lista por Madrid, el movimiento puede levantar ampollas.

En esta candidatura, que encabeza el aspirante a Presidencia del Gobierno, va como número dos la coordinadora del programa electoral, la catalana Meritxell Batet, que milita en el PSC; la cuatro es la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, afiliada en Castilla-La Mancha, y la seis es una independiente, la comandante Zaida Cantero.

De esta manera, la primera candidata del PSM en esta lista es la número ocho, Ángeles Álvarez. No fue hasta el puesto 10, ya con mayores dificultades para obtener escaño, cuando se dejó pleno poder de decisión al PSOE de Madrid, que lidera Sara Hernández. Lo ocupa Gema López.

También generó alguna tensión el encaje del diputado vasco Eduardo Madina, que disputó la Secretaría General del PSOE a Pedro Sánchez y que finalmente va el número siete por Madrid, aunque Ferraz prefería que hubiera concurrido por Euskadi.

DISTANCIAMIENTO DE LA FORMACIÓN MAGENTA

En la actualidad, Lozano es diputada de UPD por Madrid. Su distanciamiento con esta formación se hizo público tras las elecciones andaluzas del pasado mes de marzo, cuando pidió responsabilidades por el mal resultado obtenido por la formación. Entonces, pasó a abanderar las peticiones internas a favor de un acercamiento a Ciudadanos.

Después, en el mes de julio, disputó a Andrés Herzog el liderazgo de la formación en un congreso extraordinario celebrado tras la marcha de Rosa Díez.

Si ocupa un puesto de salida en las listas, podrá compartir grupo con la excomandante Zaida Cantero. Lozano, que llevó al Congreso el caso de acoso sufrido por la exmilitar, es coautora del libro 'No, mi general', en el que la exmilitar cuenta lo que vivió en el Ejército.

NUEVO CONFLICTO EN UPD

La renuncia de Irene Lozano abre un nuevo conflicto para UPD. El siguiente en la lista que el partido presentó en Madrid en 2011 es Fernando Maura, el eurodiputado que acabó siendo expulsado del partido hace meses por sus públicos desencuentros con la dirección y sus aproximaciones a Ciudadanos.

Sin embargo, si Maura no cogiese el acta, el escenario tampoco sería mejor, ya que le sigue Mercedes Fuertes, la mujer del exportavoz de UPD en el Parlamento Europeo Francisco Sosa Wagner.

En todo caso, podría quedar vacante el puesto y que UPD acabe la legislatura con solo cuatro diputados, ya que la toma de posesión debe hacerse en el Pleno y solo quedan dos sesiones plenarias antes de las elecciones del 20 de diciembre. Las Cortes se disolverán el 28 de octubre.

0 Comentarios
cargando