PROCESO POR EL 9-N

El fiscal defiende ante Mas que es imparcial ahora y cuando el 9-N dictaminó que no se quitaran las urnas

El 'president', que se ha negado a contestar, ha afirmado que no era su intención "despreciar" el papel de la fiscalía

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / BARCELONA

Tras la declaración del presidente de la Generalitat, Artur Mas, el fiscal Emilio Sánchez Ulled, que estuvo acompañado en el interrogatorio por el fiscal superior de Catalunya, Josep Maria Romero de Tejada, salió en defensa de la actuación de la fiscalía y manifestó: "la fiscalía es única para todo el Estado y actúa sometida a la legalidad y a la imparcialidad, tanto hoy como cuando informó el 9 de noviembre de forma desfavorable a la retirada de las urnas". Se da la circunstancia que el fiscal Emilio Sánchez fue el mismo que emitió ese dictamen ante las denuncias presentadas por diversas entidades y particulares. 

Noticias relacionadas

El presidente de la Generalitat, como el pasado lunes hicieron la 'consellera' en funcions de Ensenyament, Irene Rigau, y la exvicepresidenta Joana Ortega, se ha negado este jueves a responder al interrogatorio de los fiscales debido a la, en su opinión, "manifiesta contradicción" entre la posición de la Fiscalía General del Estado y la de la Fiscalía del TSJC sobre la presentación de la querella por el 9-N.

Mas ha afirmado que no era su intención "despreciar" el papel de la fiscalía, pero ha alegado que la presentación de la querella fue una "imposición" de la Fiscalía General del Estado en contra del criterio de la junta de fiscales del TSJC, que no veían base jurídica suficiente para imputar un delito de desobediencia al gobierno catalán, según fuentes judiciales.