Ir a contenido

LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

El PSOE derogará «de inmediato» solo una parte de la reforma laboral

Sánchez mantendrá el despido actual si gana hasta pactar con los agentes sociales, subirá a mil euros el salario mínimo e impulsará un plan de choque para jóvenes

GEMMA ROBLES / MADRID

Aunque será el próximo domingo, con la presentación oficial de sus candidatos, cuando el PSOE dé el pistoletazo de salida a su precampaña electoral, de facto Pedro Sánchez ya está volcado en su carrera hacia la Moncloa. Este miércoles presentó públicamente las principales medidas del que será su programa electoral en materia de trabajo, que los socialistas han decidido titular con el epígrafe 'Empleos con derechos'. Previamente, la secretaria del área en el partido, Luz Rodríguez, explicó en un encuentro informal con periodistas que si gobiernan tras el 20-D, se procederá a derogar «de inmediato» y por decreto la reforma laboral del PP, como se comprometieron a hacer. Pero hay letra pequeña: tal derogación no será completa. Al menos, en el inicio de la legislatura.

En el consejo de ministros presidido por Sánchez en que se diera por finiquitada parte de la legislación actual se aprobaría un nuevo modelo de contratación y negociación colectiva. Sin embargo y pese a ser lo más polémico, se mantendrían las condiciones de despido vigentes -33 días por año para despidos improcedentes con tope de 12 meses y 20 días para improcedentes, con tope de 24 meses- hasta que se lograra un acuerdo con los agentes sociales, con los que se buscaría dar vida a un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

LOS FALSOS AUTÓNOMOS

Ese nuevo Estatuto que impulsarán los socialistas si ganan los comicios contará con «tres tipos» de contrato: indefinido, temporal (con definición y limitación acordada con sindicatos y patronal, sostiene el PSOE) y para la formación. Se derogará el contrato de fomento para emprendedores. Según Rodríguez, con ellos terminarán los «apellidos» para los contratos temporales y hasta se penalizará vía cotizaciones a aquellos que abusen del sistema para ahorrarse costes. Además, se tendrán que recoger derechos «históricos y nuevos» de los trabajadores y luchar contra la precariedad, especialmente con la eliminación de la figura del «falso autónomo» (los autónomos económicamente dependientes tendrán cobertura del convenio de la empresa o sector) y se terminaría con la figura de «falso becario».

El plan de los socialistas pasa también por obligar a las empresas a publicar los datos salariales por categorías y géneros en un registro, a fin de acabar con la discriminación, y «obligar», ya no recomendar, a que en los consejos de administración tengan 40 por ciento de mujeres.

PERMISO DE PATERNIDAD

En la línea de búsqueda de la igualdad entre sexos, se levantaría la moratoria que el mismo PSOE impuso en el 2009 al permiso de paternidad para que alcance las cuatro semanas y se reconocerá la prestación no contributiva por maternidad, en caso de que Sánchez llegue al poder en enero del 2016.

El salario mínimo, en el caso de que los socialistas logren el poder, llegaría aproximadamente a los mil euros en dos legislaturas y, la medida a la que más trascendencia le da el PSOE, se pondrá en marcha un «plan de choque» para formación y acreditación de competencias de 700.000 jóvenes que abandonaron la ESO y están en paro. «Harán falta buenas reformas y la clave de todo será el diálogo», concluyó Sánchez.