Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

IU y Podemos renuncian a concurrir juntos el 20-D

Ambas partes dan por rotas las negociaciones tras una reunión en la sede del partido lila

IOLANDA MÁRMOL / MADRID

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en la sede de Podemos, durante el encuentro mantenido entre ambos el 24 de junio.

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en la sede de Podemos, durante el encuentro mantenido entre ambos el 24 de junio. / JUAN MANUEL PRATS

No hay acuerdo y el carpetazo a las negociaciones es definitivo. El candidato de IU a la Moncloa, Alberto Garzón, no concurrirá a las elecciones generales del 20 de diciembre bajo la marca Podemos. Tras cuatro meses de conversaciones, tiras, aflojas, avisos a navegantes y tensión sostenida, el portazo final ha llegado este martes, en una reunión en la sede del partido lila en Madrid. Los representantes de ambas fuerzas han constatado lo evidente: que ni Garzón está dispuesto a integrarse en Podemos, ni Podemos desea alcanzar un acuerdo estatal con IU porque prefiere permanecer fiel a su ADN y no diluirse en una sopa de siglas.

La ruptura no se ha escenificado entre ambos líderes, que mantienen un vínculo de amistad. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, está esta semana en Estrasburgo, en el pleno del Parlamento Europeo. Y Garzón ha preferido enviar a emisarios de IU, en un gesto que ya presagiaba el mensaje final, puesto que la federación de izquierdas siempre ha exigido como elemento irrenunciable que la colaboración se concretase bajo la fórmula de coalición electoral, a sabiendas de que los 'podemitas' no aceptarían porque supondría incumplir su hoja de ruta fundacional. Aun así, el secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual y la responsable de análisis, Carolina Bescansa, se han reunido durante algo más de una hora con los representantes del diputado malagueño Toni ValeroClara Alonso y Adolfo Barrena en la sededel partido de Iglesias.

NADA NUEVO

Sobre la mesa, ninguna propuesta nueva ni ningún posible avance. Los representantes de ambos partidos se han limitado a constatar que la decisión de Garzón era ya en si misma un 'no', al haber enviado a Barrena, el número dos de IU federal, y a Valero, responsable de organización en Andalucía, cuando hasta el momento las conversaciones se habían mantenido en persona con el candidato a la Moncloa. De hecho, los dirigentes del partido lila no han conocido la presencia de ambos hasta el momento de la reunión, cuando han intuido con claridad cuál era la respuesta.

Podemos le había ofrecido hasta el último momento presentarse bajo la marca Podemos en Andalucía, en su provincia natal de Málaga, en el marco de un acuerdo autonómico o provincial de unidad popular, pero IU reclamó desde el principio sus siglas y un pacto estatal. El obstáculo ha sido insalvable. Podemos ha emitido un comunicado en el que lamenta la decisión de Garzón  y explica que seguirá con la hoja de ruta establecida en su asamblea fundacional de Vistalegre (Madrid) el octubre de 2014.

Tras conocer la versión facilitada por PodemosIU ha emitido a última hora de la tarde un comunicado en el que acusa al partido de Iglesias de cerrar la puerta a la unidad popular. Según la federación de izquierdas, en el encuentro de este martes se había fijado una propuesta de nueva reunión, para el próximo jueves, con la intención de seguir trabajando ara lograr un acuerdo. "Sorprende la forma en que Podemos ha cerrado esta tarde la puerta -de forma unilateral- a la posibilidad de la unidad popular". IU se compromete en el comunicado a seguir trabajando para el cambio con su candidato Alberto Garzón dentro de la marca Ahora en Común para concurrir a las elecciones legislativas del 20-D.