PROCESO JUDICIAL

El alcalde de Lleida aporta documentos para probar su inocencia

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT
BARCELONA

El alcalde socialista de Lleida, Àngel Ros, declaró ayer durante unas dos horas ante el fiscal anticorrupción Fernando Maldonado por las denuncias presentadas por la exconcejala de Urbanismo Marta Camps, que le acusa de una serie de irregularidades económicas y administrativas. El edil, según aseguró él mismo tras el interrogatorio, presentó pruebas y documentos que, a su entender,  demuestran que no se ha cometido ninguna anomalía. «Venía con la conciencia tranquila y me voy con la conciencia tranquila», aseguró Ros, que se trasladó expresamente junto con su abogado a la Ciutat de la Justícia de Barcelona para prestar declaración.

Noticias relacionadas

En su comparecencia, el alcalde de Lleida dio explicaciones sobre las acusaciones de su exmano derecha acerca del cobro de dietas dobles como alcalde y parlamentario, así como un supuesto trato de favor hacia la concesionaria de una discoteca, que habría dejado de pagar unos 300.000 euros después de renegociar una deuda con el consistorio.

DESMENTIDO / «Aquí no hay ningún perdón de deuda y, evidentemente, todo esto corresponde estudiarlo a la justicia», subrayó el alcalde socialista. Su abogado, Francesc Sapena, aseguró que entre la documentación aportada hay «pruebas importantes» que permitirán esclarecer lo ocurrido en el Ayuntamiento de Lleida.