Rajoy dialogará con los ganadores "dentro de la ley" y sin tocar la soberanía

El presidente del Gobierno afirma que las urnas no han respaldado a los independentistas y pide "tranquilidad"

El presidente del Gobierno pide al nuevo Ejecutivo catalán que “supere la fractura y los enfrentamientos”. / ATLAS

1
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / MADRID

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido este lunes al mediodía en la Moncloa para pedir "tranquilidad" tras el resultado de las últimas elecciones catalanas e instar a los ganadores a tratar de formar gobierno y dejar "la fractura y el monólogo". "Lo que empieza en Catalunya es una nueva legislatura autonómica", ha afirmado en su intento de quitar valor al triunfo en escaños de las dos fuerzas independentistas, Junts pel Sí y la CUP.

A su juicio, las urnas han confirmado que los independentistas –"que nunca tuvieron el respaldo de la ley"-, no tienen "tampoco" respaldo suficiente para defender un programa para separarse de España. "No llegan a 4 de 10 los catalanes que han apostado por un programa rupturista. Esta es la realidad de los hechos", ha argumentado para justificar su inmovilismo.

Dicho esto, ha tendido la mano al diálogo, "que es sano", ha añadido, aunque para debatir cuestiones que no afecten a la soberanía o superen el marco legal vigente, ha puntualizado. "Lealtad y disposición al diálogo tendrá el Gobierno con los nuevos representantes de la Generalitat, pero siempre dentro de la ley. Con la misma firmeza que ofrezco colaboración afirmo que este Gobierno seguirá velando por el respeto a la ley, la igualdad de derechos y libertades de todos", ha enfatizado en una comparecencia en la que solo ha aceptado dos preguntas.

LA CARTA MAGNA Y EL MODELO DE FINANCIACIÓN

Noticias relacionadas

Rajoy no ha querido concretar en su discurso introductorio (y tampoco la prensa se lo ha planteado) si en ese diálogo puede estar incluida la reforma de la Constitución o un nuevo modelo de financiación. Ciudadanos, el partido que ha capitalizado el voto contra la independencia, tiene previsto presentar su propia reforma el próximo mes. También el PSOE considera que la modificación de la Carta Magna es la principal herramienta para intentar buscar un encaje de Catalunya en España.

Respecto al batacazo en las urnas del Partido Popular de Catalunya (ha caído de 19 a 11 escaños), el dirigente conservador no ha querido hacer ningún comentario y ha aplazado el análisis de sus propios resultados a la reunió del comité ejecutivo nacional del partido, que se reúne este lunes por la tarde en Madrid.