los resultados en las comarcas del sur

Junts pel Sí no cumple las expectativas en Tarragona

La coalición obtiene nueve diputados, uno menos de los que sumaban CiU y ERC

2
Se lee en minutos
RAFAEL MORALES

La coalición Junts pel Sí no ha cumplido las expectativas que tenía depositadas en la circunscripción de Tarragona. Con el 98,20% de los votos escrutados, la candidatura encabezada por Germà Bel lograba nueve diputados, uno menos de los que consiguieron por separado CiU (7) y ERC (3) en las elecciones al Parlament del 2012. Ciutadans (C's) desbancaba a PSC y PP y se convertía en la segunda fuerza más votada. Matías Alonso, su único representante hasta ahora, tendrá tres nuevos compañeros de las comarcas de Tarragona.

Alejandro Fernández, cabeza de lista del PP, ha sufrido un duro revés tras la exitosa proyección que había experimentado en comicios anteriores. Será el único representante popular de la demarcación en el Parlament, después de lograr tres en el 2012. También el PSC ha perdido un diputado de los tres que tenía. «No es un buen resultado, pero no estamos muertos», afirmó Carles Castillo, número uno de la lista socialista. La CUP, que no tenía ningún representante, logró uno, al igual que Catalunya Sí que es Pot, que mantiene el que en solitario tenía ICV-EUiA.

Con un censo de 561.910 votantes potenciales (incluidos 14.590 ciudadanos tarraconenses residentes en el extranjereo), la circunscripción ha elegido 18 diputados. En Tarragona se ha hecho aún más evidente que en otros lugares de Catalunya el generalizado aumento de la participación electoral. Ha habido colas en numerosos colegios, tanto en la capital como en poblaciones como Reus, Cambrils y Salou. Otra prueba de ello ha sido que en muchos colegios de la capital temieron quedarse sin sobres para las papeletas de las diferentes candidaturas. La Junta Electoral Provincial facilitó más sobres y trabajadores municipales los fueron repartiendo por los colegios que los necesitaban.

La jornada electoral en la provincia de Tarragona ha transcurrido en términos generales con normalidad, aunque en algún momento se temió por complicaciones meteorológicas mayores. En algunas poblaciones de las comarcas del Tarragonès y del Baix Camp, como es el caso de Reus, la fuerte tormenta que se produjo de madrugada inundó varios colegios electorales. Pero las brigadas municipales actuaron con rapidez y consiguieron que las mesas se constituyeran con normalidad.

UNA MONJA APLICADA

Noticias relacionadas

La picaresca también apareció en alguna mesa, pero se quedó en anécdota. Este es el caso de una de las monjas de las Germanetes dels Pobres de Reus, que fue acompañando a votar de uno en uno a varios ancianos al colegio General Prim. Algunos interventores le llamaron la atención porque todos sus votantes cogían papeletas del PP, pero no se hizo constar oficialmente ninguna incidencia en las mesas.

La jornada también fue frustrante para Gerard Bargalló, líder de Podemos en Reus y número uno de la lista de Catalunya Sí que es Pot en Tarragona. Bargalló no pudo votar porque un reciente cambio de domicilio provocó que no estuviera en las listas del instituto Salvador Vilaseca de Reus, donde debía votar, ni en las de su anterior colegio electoral.