Iceta reclama a Mas que asuma que su plesbicito ha fracasado

El PSC considera «todo un éxito» mantenerse como tercera fuerza

El líder socialista destaca que el 'sí' a la independencia no alcance el 50%

Iceta, tras conocerse los datos de los sondeos a pie de urna.

Iceta, tras conocerse los datos de los sondeos a pie de urna. / JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

ERNEST ALÓS / BARCELONA

La intervención de Miquel Iceta, que formalmente fue un discurso de felicitación a la fuerza que ha conseguido una mayoría «que les atorga la responsabilidad de gobernar Catalunya», fue este domingo sobre todo otra cosa. Una advertencia de que considera que los resultados obtenidos son una derrota del intento de que los catalanes plebiscitaran la hoja de ruta independentista y de que exigirá al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que lo reconozca así y gobierne «desde el respeto a la ley y a las otras opciones con representación parlamentaria». «A quienes plantearon estas elecciones como un plebiscito contando con una mayoría a favor de la independencia, les tenemos que decir que no ha sido así, y espero que sean conscientes de que el sí no ha llegado al 50%», expuso.

De entrada, en la fase de la aritmética básica, Iceta recordó que la representación parlamentaria de Junts pel Sí es claramente inferior a la que sumaron CiU y ERC en la anterior legislatura. Y que se puede considerar «todo un éxito» que el PSC siga siendo la tercera fuerza parlamentaria. El descenso de apoyo electoral (del 14,43% al 12,73%, y prácticamente el mismo número de votos absolutos) es menos llamativo que el que refleja la pérdida de 4 de los 20 escaños del 2012, uno por circunscripción, y en cualquier caso mucho menor a las previsiones demoscópicas que llegaron a situar al partido en la frontera de los 10 escaños el pasado verano.

Segundos en L'Hospitalet

En la ciudad de Barcelona, por ejemplo, el PSC ha mantenido prácticamente estable el número de votos, pero ha sido sustituido por C'S como segunda fuerza, un sorpasso que ha sido aún más doloroso en L'Hospitalet, donde con los mismos resultados que en el 2012, C's ha sustituido a los socialistas, victoriosos en las últimas municipales, como primera fuerza. Una situación que en Santa Coloma se ha evitado, pero solo por un millar de votos de diferencia. Se trata de un movimiento que fuentes socialistas evalúan como una reacción de rechazo a lo que se ha percibido como una presión social delindependentismo.

Según Iceta, los resultados del PSC son «todo un éxito» si se tiene en cuenta que el partido se ha enfrentado a «un contexto de máxima polarización, después de haber sufrido una dramática escisión [en recuerda a los sucesivos abandonos de dirigentes históricos que se han identificado progresivamente con Junts pel Sí] y la competencia de fuerzas emergentes». El candidato del PSC detacó que se ha conseguido «revertir una situación que algunos habían definido como terminal, con encuestas que nos otorgaban hasta ocho y nueve diputados».

Te puede interesar

Pero después de la contabilización de los resultados viene la gestión de estos. Y sin entrar aún en el pulso que puede suponer la investidura de Mas, sí lo hizo en qué hacer con la propuesta independentista. «No hay otra salida al encaje de Catalunya con el resto de España que no pase por el diálogo, la negociación y el pacto que hemos defendido», reiteró el dirigente del PSC. «Entre la ruptura y el inmovilismo reiteramos nuestra propuesta, apoyada por los socialistas del resto de España, de una reforma constitucional federal que consiga revertir esta situación», añadió.

Finalmente, el primer secretario de los socialistas tendió una mano al candidato de Junts pel Sí a la presidencia, Artur Mas, a quien propuso que «si está dispuesto a trabajar de forma conjunta y acordada, puede contar con el PSC».