CITA CON LAS URNAS

Cadena de avisos al independentismo ante el 27-S

Gobierno, banqueros y empresarios intensifican en campaña sus advertencias sobre los efectos de una Catalunya independiente

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Senado, este miércoles.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Senado, este miércoles. / EFE / JUAN MARTÍNEZ ESPINOSA

4
Se lee en minutos
PILAR GARCÍA / BARCELONA

Las advertencias del Gobierno de Mariano Rajoy y las fuerzas contrarias a la independencia sobre las nefastas consecuencias que aseguran que se derivarían de una eventual Catalunya independiente se han ido sucediendo a lo largo de estos tres últimos años de 'procés'. Desde el portazo del jefe del Ejecutivo del PP al pacto fiscal que el 'president' Artur Mas le planteó en la Moncloa, en septiembre del 2012, y que precipitó las anteriores elecciones anticipadas, el goteo de avisos sobre el catastrófico escenario que prevén ha sido constante, paralelamente a la exposición por parte de las fuerzas independentistas de los supuestos beneficios de romper con España.

Esa "estrategia del miedo", como la denominan los partidarios de "desconectar" del Estado, se ha intensificado, como era de esperar, a medida que se acerca el 27-S (9-N a parte), a cuenta de la declaración unilateral de independencia (DUI) que defienden Junts pel Sí y la CUP. En los últimos seis días, la cadena de advertencias de los no independentistas ha ido sumando eslavones, el primero de los cuales fue la irrupción en campaña de la gran banca española.

LA BANCA

En un movimiento inédito en el sistema financiero español, CaixaBank, el Sabadell, el BBVA, el Santander, Bankia, la AEB y la CECA emitieron una opinión conjunta, el pasado viernes 18 de septiembre, sobre los riesgos de una salida de Catalunya de la Unión Europea (UE) y del euro. Expresaban su profunda preocupación, pero también de todos los poderes del Estado, ante la posibilidad de Catalunya se escindiera de España de forma unilateral. El comunicado planteaba incluso la posibilidad de que los bancos con sede en Catalunya reconsideren su presencia en Catalunya.

LOS EMPRESARIOS

El mismo día, el Círculo de Empresarios hizo pública una declaración institucional en la que advertía de los "gravísimos daños" que podría sufrir la economía española, y especialmente la catalana, si prospera "la pretensión separatista" de las candidaturas que apuestan por la DUI, Junts pel Sí y la CUP, y que sumarían mayoría en las urnas, según todas las encuestas. El Círculo de Empresarios Vascos se posicionó en el mismo sentido, abogando por el "respeto a la ley" y alertando al Estado, además, de una "merma" del peso de España en la UE si Catalunya se independiza. Esas palabras llegaron al día siguiente de que el Cercle d'Economia señalara en una nota que la secesión solo será posible con "una consulta legal, acordada y bien informada".

EL CORRALITO

Tras el posicionamiento del sector bancario, surgió la amenaza de corralito cuando, el pasado lunes, 21 de septiembre, el gobernador del Banco de EspañaLuis María Linde, dijo que existe ese "riesgo" en Catalunya si rompe con España. Escenarios en los que hay una "tensión grave", dijo, pueden derivar en este tipo de situaciones, sufridas en países latinoamericanos y recientemente en Grecia. Con todo, matizó que se trata de un "futurible altamente improbable".

El revuelo originado por esas palabras, y en la cuenta atrás del 27-S, con una gran bolsa de indecisos que se disputan los frentes del 'sí' y el 'no' para inclinar la balanza en las urnas, ha llevado a Linde a volver a matizar sus declaraciones este mismo miércoles. "El corralito es altamente improbable, casi imposible", ha insistido.

¿FUGAS?

El mismo día en que el gobernador del Banco de España hizo sus primeras declaraciones sobre el riesgo de corralito, una de las principales compañías mundiales en moda nupcial, Pronovias, afirmaba que consideraba la posibilidad de irse de Catalunya si hay una DUI. También el presidente de TelefónicaCésar Alierta, se apuntó al carro y aseguró que comparte "totalmente" la preocupación del mundo empresarial ante la situación en Catalunya, porque la secesión podría comportar unos efectos "súper negativos". Anteriormente, el presidente de la farmacéutica Almirall, Jorge Gallardo, se había dirigido a la plantilla para advertir también de las "consecuencias" de una DUI.

EUROPA Y LA NACIONALIDAD

El debate la pertenencia o no a la Unión Europea (UE) de un Estado catalán, que domina buena parte de los discursos de unos y otros, se ha avivado en campaña, además, después de que Margaritis Schinas, el portavoz del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señalara que la postura de la CE no ha cambiado. "Si una parte de un Estado miembro deja de ser parte de ese Estado porque el territorio se convierte en un Estado independiente los Tratados ya no se le aplicarían", reiteró. La nueva región se convertiría de facto, debido a su independencia, dijo, en un país tercero respecto a la Unión Europea que "podría solicitar de nuevo su ingreso" en este club.

Una declaración que llegaba días después del apoyo del presidente de EEUUBarack Obama, a una España "fuerte y unida" y las declaraciones en el mismo sentido de la cancillera alemana, Angela Merkel, y del primer ministro británico, David Cameron.

El propio Juncker ha respondido, además, por carta a una pregunta del eurodiputado del PP Santiago Fisas que "la determinación del territorio de un Estado miembro está únicamente establecida por el Derecho constitucional nacional y no por una decisión de un parlamento autonómico".

Este debate lo ha aderezado el patinazo de Rajoy, este martes en Onda Cero, cuando en una entrevista no supo decir cómo perdería un catalán la nacionalidad española y la ciudadanía europea. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, se ha encargado este miércoles de dejar claro que "en absoluto" podrán mantener la nacionalidad española.

PENSIONES Y SANIDAD

Y, ¿cómo no?, las pensiones. La ministra de Fomento, Ana Pastor, advirtió este martes de que la independencia pondría en jaque las prestaciones a los jubilados, y también la sanidad. La entidad antiindependentista Societat Civil Catalana (SCC), además, ha enviado una carta a un millón de hogares cifrando en hasta 17% el porcentaje que bajarían las pensiones en una Catalunya separada de España. "Oscilaría entre un 6,7% y un 16,9% menos", sostiene. Además de alertar sobre "las graves consecuencias para las pensiones", apunta que los catalanes perderían la cobertura de la tarjeta sanitaria europea y señala el riesgo de caída de trasplantes.

PROCESO PENAL

Noticias relacionadas

Mientras tanto, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha justificado en México un posible proceso penal contra Mas si gana el 27-S e insiste en la DUI porque, ha dicho, eso entra "en las reglas del juego".