Ir a contenido

La Audiencia de Barcelona confirma la imputación de Jordi Cañas por fraude fiscal

Los jueces rechazan archivar la causa, como había solicitado el exdiputado de Ciutadans, al observar indicios de que cometió un delito contra la Hacienda pública

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la imputación del exdiputado de Ciutadans (C's) Jordi Cañas por un delito contra la Hacienda pública, lo que lo sitúa a las puertas de ser juzgado por su supuesta relación con un fraude fiscal de 429.203 euros en un entramado societario dirigido por su excuñado. Cañas renunció a su escaño en abril del 2014 después de ser imputado por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, pero siete meses más tarde Ciutadans le recolocó como asesor de sus eurodiputados en el Parlamento de Bruselas.

En un auto, la sección octava de la Audiencia de Barcelona rechaza archivar la causa contra Cañas, como había solicitado el exdiputado, y confirma el auto en el que el titular del juzgado de instrucción número 19 de Barcelona daba por cerrada la investigación y le acusaba, junto a otras 10 personas, de colaborar con el entramado empresarial fraudulento.

El juzgado empezó a investigar el caso a raíz de una querella de la Fiscalía, que en una primera fase pidió sin éxito el archivo de las diligencias para Cañas, y envió el caso al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por la condición de aforado del exdiputado, que en abril del año pasado renunció a su escaño a raíz de su imputación.

El caso regresó entonces al juzgado de instrucción, que, en la decisión que ahora ha ratificado la Audiencia, concluye que existen indicios de que Cañas intervino en una trama diseñada por una estructura de empresas -Grupo Corbelia- para eludir el pago de impuestos mediante facturas falsas a las sociedades vinculadas.

ADMINISTRADOR Y PARTÍCIPE DE DOS EMPRESAS

Concretamente, la implicación del exdiputado de Ciutadans en el entramado deriva de una factura de 100.050 euros que la empresa de su excuñado Inma & Marc Habitatges S.L. emitió en febrero del 2005 a la sociedad administrada por Cañas, bajo el concepto de "servicios de colaboración en la prestación de servicios generales", que la Audiencia considera inexistentes. El exdiputado era administrador y partícipe de dos sociedades -Inversiones Manáis y Sy Serveis Immobiliaris- que, según la Audiencia, integraban el grupo de empresas investigado y, por lo tanto, la "trama defraudatoria", ya que una de ellas giró a Inma & Marc la factura que la Agencia Tributaria considera falsa.

Para la Audiencia de Barcelona, ese indicio unido a la "estrecha relación laboral y personal" de Cañas con la hermana de José Luis A. -administrador de Inma & Marc Habitatges- son indicios suficientes para imputar al exdiputado un delito contra la Hacienda pública.