25 sep 2020

Ir a contenido

LA CAMPAÑA DEL 27-S

Rajoy trabajará por un gobierno alternativo si los independentistas no tienen mayoría

El presidente dice que no habrá consulta pactada mientras él esté en el poder y que impulsará la reforma de la financiación la próxima legislatura

"Una declaración unilateral no tiene ningún valor jurídico. Iremos al Constitucional y punto", avisa el jefe del Ejecutivo

GEMMA ROBLES / PATRICIA MARTIN / MADRID

Mariano Rajoy, este martes.

Mariano Rajoy, este martes. / REUTERS / ANDREA COMAS

El presidente Mariano Rajoy ha anunciado esta mañana que si los independentistas no obtienen el domingo mayoría absoluta él trabajará, "sin duda", por construir un gobierno alternativo en Catalunya, por considerar que sería lo más "sensato y razonable", dado que aquellos que pueden ser los más votados están proponiendo, a su juicio, "la ruptura de las reglas de juego y la liquidación de la soberanía  nacional". Rajoy no ha querido entrar en el debate sobre si para abordar un proceso soberanista lo importante son los votos o los escaños: "Para formar gobierno, los escaños; para una supuesta independencia, ni votos ni escaños", ha dicho, añadiendo que no habrá secesión porque el Ejecutivo central y el Constitucional actuarán para impedir que se incumpla la ley.

En una entrevista en Onda Cero, el jefe del Gobierno ha insistido en que mientras él esté en La Moncloa no habrá consulta sobre independencia; ha especificado que ningún empresario -tampoco los del Círculo- le han sugerido algo semejante y ha agregado que cualquier referéndum que afecte a la soberanía tendría que implicar al conjunto de los españoles, como apunta la Constitución salvo que se reforme. Eso sí, ha recordado que una modificación sobre ese punto conllevaría a su vez otra consulta general a los ciudadanos por tratarse de un aspecto fundamental. ¿Entonces? En este punto, el líder de los populares se ha mostrado dispuesto a dialogar, excepto de la unidad de España y ha repetido que pretende modificar el sistema de financiación si gana las generales.

"Yo siempre estoy dispuesto a hablar, pero lo que me he encontrado hasta ahora no es voluntad de diálogo, sino de monólogo. Antes de lo que teníamos que hablar era del concierto; después de que yo tenía que autorizar un referéndum que no podía autorizar y ahora de cómo se independizan... pues ese tipo de diálogo no lo voy a tener", ha advertido.

"SE ESTÁ PLANTEANDO ALGO DISPARATADO"

En esta línea, Rajoy ha indicado que si alguien quiere cambiar el modelo vigente le queda la opción de tener la mayoría suficiente en el Parlament para, en la próxima legislatura ya, reclamar la reforma del Estatut o de la Constitución y remitirlo después a las Cortes. "Todo lo demás de declaraciones de independencia, de procesos constituyentes, va contra la ley y no se puede hacer. Hay un conjunto de fuerzas políticas que le están diciendo a la gente que van a hacer algo contrario a lo que se votó cuando se aprobó la Constitución [...], pues una declaración unilateral no tiene ningún valor jurídico. Iremos al Constitucional y punto", ha rematado.

En este contexto y tras criticar lo heterogéneo de la lista de Juns pel Sí, se ha preguntado con ironía por qué ha tenido Artur Mas que convocar otros comicios para, hipotéticamente, iniciar un proceso si obtiene la mayoría, cuando en la legislatura que ya termina CiU y ERC sobrepasaban unidos los 64 escaños. "A estos no les puede unir nada y por eso no hablan de programa... esto que se nos está planteando es disparatado y no tiene sentido y algunos estamos apostando por el sentido común y la lógica, la razón, el mundo y los problemas reales", ha aseverado.

LA CAMPAÑA CONTRA EL ESTATUT

Sobre su situación, la de su partido y sus propuestas para Catalunya, Rajoy puntualizó que en ningún caso se tomaría como un fracaso personal una mayoría absoluta de los independentistas el 27-S; ha evitado respaldar la teoría de su candidato, Xavier García Albiol, de que fue un error la campaña de los populares contra el Estatut vigente -"es muy relativo porque tras esa campaña el PP tuvo en Catalunya el mejor resultado de su historia allí", ha llegado a decir el presidente- y ha respaldado que mañana vayan a debatir el ministro de ExterioresJosé Manuel Margallo, con el jefe de ERC, Oriol Junqueras, porque así lo pide el jefe de campaña.