SECTOR FINANCIERO

La gran banca española amenaza con dejar Catalunya si se produce la secesión

CaixaBank, el Sabadell, el BBVA, el Santander, Bankia, la AEB y la CECA emiten una opinión conjunta sobre los riesgos de una salida de Catalunya de la Unión Europea y del euro

Oliu y Fainé, en el 2008.

Oliu y Fainé, en el 2008. / EFE / SERGIO BARRENECHEA

Se lee en minutos

OLGA GRAU / BARCELONA

En un movimiento inédito en el conservador y siempre prudente sistema financiero español, la gran banca española ha dejado a un lado sus divergencias históricas y ha pactado un frente común para alertar de los peligros que supondría para el sector una secesión de Catalunya de España y una salida de la Unión Europea y del euro. Los bancos agrupados en la Asociación Española de la Banca (AEB) y las entidades que todavía forman parte de la Confederación Española de las Cajas de Ahorros (CECA), la patronal de las antiguas cajas, han lanzado un comunicado conjunto para expresar la profunda preocupación del sector, pero también de todos los poderes del Estado, ante la posibilidad de Catalunya se escindiera de España de forma unilateral y dejara de formar parte de las instituciones europeas y del euro tras las elecciones autonómicas del 27 de septiembre, según han confirmado fuentes del sector financiero. El comunicado, muy contundendente, llega incluso a plantear la posibilidad de que los bancos con sede en Catalunya reconsideren su presencia en Catalunya. 

"La exclusión de Catalunya de la zona euro, como consecuencia de la ruptura unilateral del marco constitucional vigente, comportaría que todas las entidades bancarias con presencia en Catalunya afrontarían graves problemas de inseguridad jurídica. Estas dificultades obligarían a las entidades a reconsiderar su estrategia de implantación, con el consiguiente riesgo de reducción de la oferta bancaria y, con ello, de exclusión financiera y encarecimiento y escasez del crédito", reza el comunicado.

Las entidades integrantes de AEB y CECA consideran que, "en todo momento, debe preservarse el orden constitucional y la pertenencia a la zona euro del conjunto de España. De otro modo se pondría en grave riesgo el objetivo de las entidades, que no es otro que proteger a sus depositantes y mantener el flujo de financiación a familias, a pymes y a los sectores productivos y generadores de empleo del país. AEB y CECA hacen un llamamiento a los líderes políticos para que, por medio del diálogo, impulsen las reformas que permitan seguir progresando en la consecución de mayores niveles de bienestar y cohesión social para todos", según el documento.

Noticias relacionadas

SECESIÓN IGUAL A INCERTIDUMBRE

La banca considera que el escenario de secesión generaría una fuerte incertidumbre, que la financiación de los bancos que operan en Catalunya peligraría, y el recurso de acceder a la liquidez del BCE no estaría garantizado, ni siquiera a través de una sucursal ubicada fuera de Catalunya o en un país de la eurozona. El sector bancario ha decidido ir de la mano puesto que considera que emitir opiniones de forma individual puede generar confusión en la clientela, además de dar a pie a interpretaciones partidistas.