El Cercle alerta de que la secesión solo es posible con consulta legal

La entidad opina que tras el 27-S solo cabrá pactar un referéndum o más autogobierno

El foro de opinión rechaza frontalmente el caracter plebiscitario de las elecciones

Artur Mas y Antón Costas, en unas jornadas del Cercle d’Economia, el pasado febrero.

Artur Mas y Antón Costas, en unas jornadas del Cercle d’Economia, el pasado febrero. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / BARCELONA

O "consulta legal" si el 27-S ganan las fuerzas políticas que defienden la independencia o bien reformas para mejorar el autogobierno de Catalunya si se imponen las propuestas contrarias. El Cercle d'Economia, última entidad de peso de la sociedad civil catalana en pronunciarse sobre las próximas elecciones, emitió este miércoles una nota en la que advierte de que la secesión solo será posible con "una consulta legal, acordada y bien informada".

Pero aunque ganen las propuestas contrarias a la secesión, tras las elecciones se tendrán que acometer reformas para responder al "deseo mayoritario" de mayor autogobierno y reconocimiento político, según esta entidad presidida por el catedrático de Economía Antón Costas.

Tras un profundo debate que comenzó el lunes pasado, este foro logró lanzar un mensaje que no incomodara en exceso a ninguna de las sensibilidades que representa y que incluye desde empresarios a académicos e intelectuales. El texto afirma que "cualquier gobierno que surja de las urnas estará legitimado por el ejercicio libre y soberano de los votantes".

Costas tuvo que matizar algunos puntos de vista, como el rechazo frontal al carácter plebiscitario de las elecciones que le ha otorgado la lista de Junts pel Sí, en la que están el 'president' Artur Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras. Pero la nota comienza con la sentencia de que la "primera finalidad" del 27-S es "elegir un nuevo Parlament y un nuevo gobierno". Otra forma de decirlo.

Pese a las discrepancias de uno de los vicepresidentes del Cercle, Artur Carulla (Agrolimen), así como otros miembros de la junta deseosos de no crispar en exceso a nadie, al final el documento refleja "una posición común", según fuentes de la entidad.

Titulado 'Después de las elecciones del 27-S: diálogo, acuerdo y reforma', advierte de que si el resultado mayoritario es en favor de la secesión, sus defensores deben tener en cuenta que "cualquier cambio estructural -y la independencia sería la máxima expresión- requiere una mayoría cualificada que en ningún caso puede desprenderse de unas elecciones como estas, sino de la legitimidad de una consulta legal, acordada y bien informada".

"QUIETISMO" DEL PP

De igual modo se concluye que un resultado contrario a la secesión (PSC, PP y Ciutadans), "no podrá interpretarse en el sentido de que la sociedad catalana es partidaria del statu quo y que no es necesario cambio alguno". Destaca el "deseo ampliamente mayoritario de mejora del autogobierno, de cambio de modelo de financiación y de reconocimiento político de la personalidad".

Todo ello, agrega el Cercle, cabe "en el ordenamiento legal y constitucional". A su vez, critica el "quietismo y la resistencia" que han caracterizado la actuación del Gobierno del PP. En opinión de la entidad, el 27-S y las elecciones generales "abren una nueva ventana de oportunidad para, a través del diálogo, el acuerdo y la reforma para hacerlo posible".

Noticias relacionadas

El Cercle defiende la importancia de "respetar las reglas" o "cambiarlas mediante los procedimientos establecidos" (principio de legalidad); y de que los poderes públicos encuentren "los cauces legales adecuados para canalizar las aspiraciones de cambio existentes en la sociedad" (principio democrático).

A su vez alerta de que "decisiones unilaterales", además de poner en riesgo la pertenencia a las instituciones europeas y el euro, harían peligrar la economía, las finanzas, las inversiones y la presencia de sedes empresariales en Catalunya".