03 jul 2020

Ir a contenido

ELECCIONES 27-S

El sector independentista de ICV arropa a Rabell

Un manifiesto defiende que la hoja de ruta de Sí que es Pot es más viable que la de Junts pel Sí para llegar a la secesión

JOSE RICO / BARCELONA

Catalunya Sí que es Pot ha querido exhibir este lunes que también cuenta con el apoyo de sectores del independentismo. La corriente secesionista de ICV, uno de los partidos que integra la coalición, ha presentado un manifiesto en el que pide el voto para el candidato Lluís Rabell porque defiende una hoja de ruta "más convincente, realista y efectiva" que las de Junts pel Sí y la CUP para alcanzar la independencia de Catalunya. Los impulsores han hecho un llamamiento a aquellos votantes de ERC y la CUP que no quieran "supeditarse" a CDC y a los electores del PSC que defienden un referéndum de autodeterminación para que apoyen a Rabell el 27-S.

El manifiesto lo promueve Compromís per la Independència, la corriente interna de ICV que apuesta por un Estado catalán, cuyas caras más conocidas son los hasta ahora diputados en el Parlament Jaume BoschSara Vilà y Laura Massana y el exconcejal ecosocialista en el Ayuntamiento de Barcelona Ricard Gomà. El texto sostiene que "en el marco de la UE y en pleno siglo XXI no hay otra vía para conseguir la creación de un nuevo Estado que la celebración de un referéndum de autodeterminación", y que el proceso soberanista no puede "supeditarse" a la voluntad del Gobierno central pero sí debe "tener presentes los posibles cambios que puedan derivarse de las elecciones generales" de diciembre.

Según las encuestas, un tercio de los votantes de ICV-EUiA apoyarían la independencia de Catalunya en un referéndum. A ese porcentaje se ha dirigido Rabell al garantizar que la papeleta de Sí que es Pot también será "un voto útil para el soberanismo". No obstante, el presidenciable de la coalición ha reconocido que su opción preferida sería un encaje confederal de Catalunya en España, pero ha añadido que no descartaría la secesión si se mantiene la cerrazón del Estado al derecho a decidir.