CARTA EMPRESARIAL

Rosell y Bonet piden a los partidos diálogo para evitar la separación de Catalunya y España

Los presidentes de la CEOE y de la Cámara de España critican que no se expliquen las consecuencias de la independencia

Se lee en minutos

MERCEDES JANSA / MADRID

Juan Rosell, presidente de la CEOE y Josep Lluis Bonet, presidente de la Cámara de España, han pedido hoy a todos los partidos políticos que se pongan a dialogar para encontrar una solución consensuada para "mejorar el encaje" de Catalunya en España y para que "se reconozca plenamente la importancia de su aportación" al Estado y su "peso institucional".

En una carta abierta firmada por ambos empresarios a título personal, explican cuáles serían las consecuencias que para España y Catalunya tendría, desde el punto de vista económico, la separación de ambos territorios. Rosell y Bonet piden a los políticos que "expongan con claridad a la ciudadanía" las consecuencias de sus propuestas ante las elecciones del próximo día 27.

FUERA DEL EURO

Tras rechazar la independencia, ponen el foco en Europa de la que dicen "no está pensada para que sus miembros se fragmenten". La primera consecuencia sería que Catalunya quedaría fuera el euro "y tendría serios problemas para financiarse" porque no podrá recurrir al Banco Central Europeo (BCE) y sus emisiones de deuda serían "fuertemente penalizadas".

Asimismo consideran que las exportaciones e importaciones se verían afectadas, se encarecerían y perderían competitividad, se correría el riesgo de deslocalización de las empresas y por tanto habría "una menor actividad económica, menos empleo y unas peores condiciones de vida".

Noticias relacionadas

En una comparecencia ante los medios en Madrid, Rosell y Bonet han reclamado a los políticos el espíritu de consenso de la Transición donde se pudo pactar la estructura del nuevo estado moderno y la Constitución. Ante la posibilidad de que una de las soluciones al conflicto sea la reforma de la Carta Magna para reconocer mayor peso de Catalunya en España, el presidente de la Cámara no ha rechazado la idea porque lo único intocable, a su juicio, es el Estado de bienestar, el Estado de derecho, y la economía social de mercado.

 En todo caso, su intención con esta carta abierta es forzar a los políticos a "recuperar un diálogo" que propicie la negociación de un pacto. Según Bonet el tema tiene la solución de las cuatro pes: "palabra, paciencia, prudencia y pacto".