LA PRECAMPAÑA DEL 27-S

Rabell redobla sus ataques a Junts pel Sí a cuenta de la corrupción

Errejón carga en Catalunya contra quienes «tienen como única patria a Andorra»

Lluís Rabell e Íñigo Errejón, durante el mitin de ayer en Castelldefels.

Lluís Rabell e Íñigo Errejón, durante el mitin de ayer en Castelldefels. / ELISENDA PONS

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

En su intento por no quedar atrapados en el monotema de la independencia, la candidatura de Catalunya Sí que es Pot ha decidido añadir octanos a sus ataques a Junts pel Sí en general y a Artur Mas en particular a cuenta de las sospechas de corrupción que rodean a Convergència. Para este cometido, el candidato Lluís Rabell contó este domingo con la colaboración del número dos de Podemos, Íñigo Errejón, con quien compartió mitin en Castelldefels. Ambos mencionaron a Andorra en sus respectivas arengas para hurgar en los escándalos de la familia Pujol-Ferrusola y en el 'caso 3%'. «Por mucho que lleven una 'senyera', sus patrias son Suiza y Andorra», proclamó Errejón. «¿Esta gente nos conducirá a Ítaca? Mas bien hacia Andorra o las islas Caimán», ironizó Rabell.

El secretario político de Podemos, que pronunció en catalán un tercio de su discurso, advirtió de que votar a Junts pel Sí equivaldrá a apoyar «a los mismos privilegiados de siempre». «Hay que tener cuidado en estas elecciones porque hay muchas opciones que harán que no cambie nada y que siga todo igual para los que tienen su dinero en Andorra», afirmó, ahondando en el mismo hilo argumental. Y concluyó ensalzando a Rabell como el «candidato que más se parece a Catalunya», en contraposición con «quienes se envuelven en las banderas».

Para intentar conservar ese músculo popular que ha permitido a la izquierda alternativa gobernar en algunos grandes ayuntamientos de Catalunya y España, Rabell llamó a la movilización -imprescindible para mejorar los designios de los sondeos- para hacer que la Generalitat también sea gobernada por la «gente común». De hecho, en un ya recurrente símil futbolístico, el candidato de Sí que es Pot pidió que el 27-S se complete el «triplete»: «Ganamos en mayo, ganaremos en septiembre y en Navidad nos comeremos los turrones sin Rajoy», vaticinó.

MOVILIZACIÓN POPULAR

Noticias relacionadas

La elección de Castelldefels para el acto de ayer no fue fruto del azar. La ciudad del Baix Llobregat es uno de los feudos donde la izquierda alternativa desalojó del poder al PP tras las elecciones municipales. Y en la movilización de ese voto popular confía Sí que es Pot para devenir en la «alternativa» a la lista de Mas, Junqueras y Romeva.

Tanto Rabell como Errejón recordaron que, pese a que el programa electoral de Junts pel Sí agita el miedo a la España de José María Aznar para justificar la independencia, fue CiU la que facilitó con sus votos que el exlíder del PP ocupase la Moncloa. Y que la misma Convergència fue la que avaló la reforma laboral y la amnistía fiscal del Gobierno actual, un apoyo para que, subrayaron, no fue impedimento las malas relaciones a cuenta del soberanismo.