LA PRECAMPAÑA DEL 27-S

La CUP apuesta por acortar los plazos para declarar la independencia

Baños avisa a Mas de que no aceptará negociar 18 meses con España

El candidato de la CUP, Antonio Baños, en Ripollet.

El candidato de la CUP, Antonio Baños, en Ripollet. / ACN / JORDI BATALLER

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Con los últimos sondeos en la mano, los votos de la CUP pueden ser de gran valor para asegurar la continuidad del proceso soberanista, y la propia investidura de Artur Mas, si Junts pel Sí no alcanza la mayoría absoluta por sí sola. De ahí que la hoja de ruta propia que este sábado hizo pública la fuerza asamblearia, y que difiere sensiblemente de la que promueve la candidatura de CDC y ERC, se preste a ser interpretada como un elemento de presión cara al día siguiente de los comicios. Y más si cabe al enfatizar el candidato de la CUP, Antonio Baños, que estas diferencias son «bastante claras y bastante profundas». La principal radica en que la marca anticapitalista apuesta por acortar al máximo los plazos para declarar la independencia de forma unilateral. Esa declaración sería «inmediata» si el 27-S las candidaturas secesionistas suman una mayoría absoluta que, cabe recordar, la CUP defiende que debe darse tanto en escaños como en votos.

Baños advirtió claramente a Mas de que su organización no está dispuesta a aceptar el plazo de 18 meses antes de la «desconexión» de España que fija el programa de Junts pel Sí, ni que una posible negociación con el Estado se lleve a cabo «con mentalidad autonómica». «La declaración unilateral de independencia (DUI) es un punto irrenunciable y no estaremos por negociar 18 meses con España como dijo el 'president' Mas», avisó Baños en un acto en Ripollet, ciudad gobernada por la CUP.

El documento presentado ayer fija además que la DUI debe acompañarse de un Govern «de ruptura nacional, social y democrática» y que la declaración de independencia debe basarse en el «no reconocimiento de la autoridad del Estado español».

Noticias relacionadas

RUPTURA CON LA UE

Por descontado, la otra gran diferencia entre Junts pel Sí y la CUP es la voluntad de esta última de «romper con las políticas de la Unión Europea y con la Troika». Baños se compromete a impulsar un plan de «emergencia social». Preguntado por posibles alianzas poselectorales, el candidato siguió sin aclarar si podría investir a Mas, aunque reconoció mucha mayor sintonía en el flanco nacional con Junts pel Sí que con Catalunya Sí que es Pot.