JORDI TURULL

CDC denuncia guerra sucia y pruebas falsas

Se lee en minutos

«Estamos ante una guerra sucia, por parte de los poderes del Estado, claramente, sí, y lo digo así de claro». Con esta afirmación, Jordi Turull desplegó un alegato de contrataque basado en repudiar la actuación de la Guardia Civil. «Solo faltaba una furgoneta del Ejército», apuntó. Y cargó las tintas contra el ministro del Interior, Jorge Fernández, al que acusó de protagonizar actuaciones propias «del anterior régimen». Su intervención fue dura pero se quedó corta respecto a la vehemencia de su líder en el segundo turno. Turull acusó a la oposición de ignorancia o mala fe, «o las dos cosas», cuando habla de las presuntas comisiones. E incluso llegó a acusar al Estado de ser capaz de «fabricar pruebas» contra Convergència.