27 nov 2020

Ir a contenido

Felipe equipara la situación en Catalunya con la de la Alemania nazi

Compara el eventual nuevo estado independiente con Albania

«Es lo más parecido a la aventura alemana o italiana de los años 30 del siglo pasado. Pero nos cuesta expresarlo así por respeto a la tradición de convivencia de Catalunya». Así definió ayer el expresidente del Gobierno Felipe González -referencia eufemística incluida al nazismo y al fascismo- la situación que vive hoy esta comunidad en una carta abierta «a los catalanes» publicada por El País.

Para el que fuera jefe del Ejecutivo entre 1982 y 1996, «el resultado de la falseada contienda [el 27-S] puede ser el comienzo de la verdadera vía muerta para Catalunya», lo que le lleva a preguntarse que cómo es posible que se «quiera llevar al pueblo catalán al aislamiento, a ser una especie de Albania del siglo XXI», en referencia al hermético regimen de Enver Hoxha en el país balcánico entre el fin de la segunda guerra y el del comunismo.

Por todo ello, el expresidente hace un llamamiento a los catalanes «para que no se dejen arrastrar a una aventura ilegal e irresponsable que pone en peligro la convivencia entre los catalanes, y entres estos y los demás españoles».

González apunta, además que, los independentistas «no conseguirán, rompiendo la legalidad, sentar a una mesa de negociación a nadie que tenga el deber de respetarla, porque invitaría a otros a aventuras en sentido contrario».

Las reacciones que suscitó la misiva abierta en los partidos catalanes se movió entre el asentimiento y agradecimiento de Miquel Iceta y de Josep Antoni Duran Lleida y las críticas , por diversos motivos, de Lluís Rabell, Albert Rivera y Ramon Espadaler, número 2 de Duran, que recordó que si está ahora «en esta situación» es también gracias al PSOE, en concreto al papel de José Luís Rodríguez Zapatero en el Estatut.