JP Morgan prevé más autonomía política y fiscal para Catalunya en vez de independencia

La entidad financiera dibuja un futuro Gobierno en España más dialogante que el "rígido" PP

2
Se lee en minutos

La entidad financiera JP Morgan descarta el éxito del proceso independentista de Catalunya. La entidad financiera ha augurado que Catalunya "incluso en el escenario más dramático" seguirá formando parte de España pero con un nuevo marco que le otorgará una mayor autonomía política y fiscal. En un documento sobre las elecciones catalanas del 27-S, ha remarcado que el "proceso de reconciliación" requerirá tiempo y que las relaciones entre los gobiernos catalán y central seguirán tensas un tiempo antes que el proceso tome un tono más constructivo.

Ha asegurado que la constitución de Junts pel sí, que incluye a CDC y ERC, ha convertido las elecciones en "una especie de cuasi-referéndum", así como el hecho de que con la mayoría de escaños haya anunciado que buscará la independencia. JP Morgan ha remarcado que la cuestión es si "las reclamaciones de los partidos independentistas catalanes serán realmente seguidas por acciones de ruptura".

La entidad financiera ve factores para que la situación "se normalice gradualmente" incluso en el caso de que Junts pel sí consiguiese la mayoría absoluta --aspecto que ve difícil-- en unas elecciones en las que ve crucial la participación. Entre estos factores ha citado que "la secesión es ilegal" y ningún partido estatal la apoyaría y una declaración de independencia aproximaría a estos partidos; una exclusión de la UE; el apoyo a una 'tercera vía' de los catalanes que espera se manifieste, y la reforma de la Constitución de la que hablan los partidos estatales.

SIN MAYORÍA ABSOLUTA INDEPENDENTISTA

JP Morgan no cree que Junts pel sí alcance los 68 diputados que otorgan la mayoría absoluta, pero que la podría alcanzar junto a la CUP aunque sea una coalición que no está "fuertemente apoyada por las encuestas" y que solo ve para una declaración unilateral de independencia.

La financiera espera que una buena actuación de C's y Podemos --dentro de Catalunya sí que és pot-- "debería erosionar a Junts pel sí y CUP", y ha considerado que el hecho de que encuestas de CDC no muestren pérdida de apoyo tras su ruptura con Unió pueden ser una sobreestimación de Convergència.

Ha sostenido que la relación entre la Generalitat y el Gobierno central seguirá siendo tensa, y que su pronóstico de que no habrá mayoría absoluta "tendría que ser suficiente para descarrilar el proceso". Ha asegurado que un Govern en minoría de Junts pel sí mantendría la situación de conflicto pero "no tendría la capacidad de seguir adelante" con el proceso.

Noticias relacionadas

GOBIERNO CENTRAL DE COALICIÓN

JP Morgan pronostica una recaída temporal después del 27-S pero "su evolución depende de qué coalición gobierne" en el Estado tras las generales. Ha afirmado que cualquier coalición estará más abierta al diálogo que la postura "rígida" del PP en los últimos años, y las autoridades catalanas evitarán intensificar la confrontación para que no dé réditos a los populares. Ha considerado que el gobierno de coalición que puede surgir tras las elecciones generales puede ser una oportunidad para "suavizar el tono y empezar un diálogo más constructivo".