08 ago 2020

Ir a contenido

ESTRATEGIA ELECTORAL

Puig advierte de que para el proceso "resta igual" un voto a Catalunya Sí que es pot que a la CUP

El 'conseller' ve "condición imprescindible" que Junts pel Sí "supere" los 65-67 escaños y señala que habrá un nuevo referéndum

Para David Fernàndez, el miembro de CDC "no es un activo" para el 'procés' y por eso no va en las listas

El 'conseller' de Empresa i Ocupació y dirigente de CDCFelip Puig, ha advertido en una entrevista a la ACN de que de cara al proceso soberanista "resta igual" un voto a Catalunya Sí que es pot que a la CUP, porque es Junts pel Sí la lista que "necesita una gran mayoría" para impulsar el 'procés' "con contundencia política y democrática" y gobernar día a día "con confianza". No concentrar el voto en la candidatura avalada por CDC, ERC y las entidades soberanistas, ha indicado, supondrá "debilitar" el proceso a ojos del Estado y el mundo.

Puig ve como "condición imprescindible" para que el proceso quede "legitimado" que la lista Junts pel Sí "supere los 65-68 escaños". De lo contrario, vaticinó, se producirá una fragmentación del voto que "debilitará" el proceso nacional hacia la independencia y que, de rebote, entorpecerá la lectura que pueda hacerse tanto en el Estado como en Europa y el resto del mundo sobre las demandas soberanistas en Catalunya. Sin embargo, opinó, "tarde o temprano" habrá un nuevo referéndum

"No lo planteo desde una visión maniqueísta de los buenos y los malos, los que están a favor o en contra, pero no dar un apoyo importante a Raül Romeva significa que se debilita la principal fuerza que está defendiendo con una visión transversal del proceso hacia la independencia ", señaló expresando su confianza en que el proyecto conjunto que sustenta su partido conseguirá" una gran mayoría "el próximo 27 de septiembre.

Por su parte, el parlamentario de la CUP David Fernàndez ha replicado a las palabras de Puig en su cuenta personal de Twitter.  "Es obvio que Felip Puig no es un activo para el proceso, por lo que no va en las listas", ha remachado Fernández. Además, ha dicho no reconocer "ninguna legitimidad y ni una sola palabra" al consejero hasta que no "pida perdón" a Ester Quintana, herida por una pelota de goma en las protestas de la huelga general del 2012.