Ir a contenido

LAS VACACIONES DE LOS POLÍTICOS

Vacaciones intermitentes y en casa de los políticos baleares

Armengol elige en agosto la playa de Alcúdia, en Mallorca, y Barceló descansará en Menorca

MARISA GOÑI / PALMA

Como en casa, en ningún sitio, piensan los nuevos mandatarios de Baleares a la hora de planificar sus vacaciones. La nueva presidenta, Francina Armengol, cumplirá con la tradición estival de instalarse en agosto en la playa de Alcanada, en Alcúdia (Mallorca) con la familia.

Por segundo año consecutivo, la líder socialista no disfrutará de la compañía de los dos niños saharauis que tiene en acogida durante el curso escolar, ya que en verano regresan a los campamentos con sus familias. La presidencia recién estrenada y el arranque del nuevo gobierno obligan a Armengol a diseñar unas "vacaciones intermitentes", con días de trabajo y despacho combinados con alguna jornada de asueto con su pareja y sus padres.

MENORCA

El vicepresidente, Biel Barceló, de MÉS, también repite Baleares. El pasado año disfrutó de unos días de playa en Formentera y del ambiente marinero de Portocolom (Felanitx). Para este verano, ha elegido la tranquilidad de Menorca, donde descansará "unos pocos días" con sus mujer y sus tres hijos. Como la presidentae, Barceló tampoco podrá desconectar al completo y hará huecos en la agenda para despachar asuntos políticos menorquines.

Temas: Baleares