CAMINO DE LAS URNAS

Mas llama al voto útil soberanista con una Convergència renovada

La lista de CDC se nutre de jóvenes alcaldes y eleva a Munté al segundo lugar tras el líder

El 'president' sostiene que Catalunya solo tendrá fuerza en Madrid si vence la lista de Junts pel Sí

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, este jueves, 30 de julio, en el consejo nacional de CDC.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, este jueves, 30 de julio, en el consejo nacional de CDC. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL

El revolucionado mapa político de Catalunya ha sido la palanca perfecta con la que Convergència ha podido ejecutar, este jueves, un progresivo (y nada fácil internamente) proceso de renovación interna, fruto de las necesidades evidentes de un partido con caída electoral y problemas de corrupción. La lista Junts pel Sí, en la que el partido de Artur Mas ocupa un espacio notable pero no todo el espacio, le ha permitido a él y a su equipo (Josep RullJordi Turull Lluís Corominas) proceder a un cambio de nombres basado en la incorporación de caras jóvenes radicalmente soberanistas, nuevos alcaldes y perfiles progresistas, antítesis todos ellos del pujolismo. Mas dio el pistoletazo de salida a este cambio con un breve discurso pidiendo el voto útil para esta lista.

Tras Mas, el siguiente puesto de los nombres de CDC en la lista lo ocupa la vicepresidenta y titular de Benestar y Família, Neus Munté. Una muestra paradigmática del relevo: afiliada a la UGT y gestora de políticas sociales en el Govern, recientemente ascendida a vicepresidenta. Es joven y es mujer, como también lo es la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú, Neus Lloveras, que después de Turull (presidente del grupo en el Parlament y pieza clave para los encajes de bolillos en la Cámara) y Rull, el número dos del partido, ocupa el quinto lugar.

Tras ella, la exlíder de las juventudes y nueva portavoz del partido, Marta Pascal. Un ejemplo más de cambios, respecto a etapas como la de Oriol Pujol. Corominas, otro dirigente clave que pilotó el partido con Rull durante meses, también ocupa un lugar destacado. Cabe subrayar a figuras emergentes como el alcalde de Molins de ReiJoan Ramon Casals, o la consolidación de los regidores de La Seu d’Urgell, Albert BatallaGironaCarles Puigdemont, y VallsAlbert Batet.

TRES 'CONSELLERS'

Es significativo que del actual Govern, junto a Munté, solo la titular de Ensenyament, Irene Rigau, y el de Justícia, Germà Gordó, están en la lista. Y en ambos casos ello no presupone que repitan en el Consell Executiu en caso de victoria.

La presencia de Rigau tiene mucho que ver con la querella que pesa sobre ella (y sobre Mas y la exvicepresidenta Joana Ortega) por la organización del 9-N. El caso de Gordó es más complejo. Rechazó hasta ayer mismo las condiciones con las que Mas le ofrecía repetir. Dos semanas atrás mantuvieron una larga conversación sin acuerdo final, pese a la insistencia del president. Pero ayer Gordó aceptó finalmente la propuesta del líder del partido. El titular del departament de Justícia es una de las voces que en CDC siguen reclamando una salida negociada al contencioso con el Estado y huyen del choque frontal y de actuaciones unilaterales inmediatas.

Era conocido que los consellers de Economia y de Salut, Andreu Mas-Colell Boi Ruiz, no repetirían. Pero en clave interna, la ausencia de Felip Puig, una de las personas con más mando en CDC y el Govern durante años en el partido desde la etapa Pujol, es una de las más significativas. En cambio, otros miembros del Ejecutivo que no están en la lista, como el titular de Interior, Jordi Jané, y el de Territori, Santi Vila, tienen números para volver al palau de la Generlitat en caso de victoria el 27-S.

LA ESCISIÓN DE UNIÓ

Noticias relacionadas

El partido aprobó por unanimidad la lista, en la que en Barcelona se incorporan dos nombres de la escisión de Unió, Demòcrates de Catalunya (DC): Antoni Castellà Titón Laïlla. DC ha colocado otros dos nombres en Girona y Tarragona pero en puestos que podrían quedar fuera, según el resultado.

Mas cerró la sesión con un toque de optimismo sobre la salud de CDC –"estamos en un momento dulce"– y sobre todo pidiendo ya el voto útil: "Los que no estén convencidos que miren qué da más fuerza a Catalunya, si votar a partidos que acabarán en el recuento del no, o entender que la fuerza real la tendrá Catalunya si esta lista tiene el éxito que esperamos". Admitió que entre los que no voten a su lista habrá "matices", pero de nuevo dijo a quienes dudan que es la única que ha salido de las "comodidades" de los partidos clásicos. Eso sí, esta vez no asimiló el resto de partidos al PP de Rajoy. "Habrá noes que serán 'viva España', otros porque alguno de nosotros no gusta lo suficiente". Con la lista de ayer, CDC trata pues, de conjurar este rechazo, esta imagen.