PERFIL DEL EXALCALDE DE BADALONA

García Albiol: De las vísceras a las urnas

El candidato del PPC al 27-S escandaliza por su estilo alejado de los matices y sus críticas a los inmigrantes

Xavier Garcia Albiol, durante un acto de campaña el 2011.

Xavier Garcia Albiol, durante un acto de campaña el 2011. / ACN

4
Se lee en minutos
TONI SUST / BADALONA

Dicen que tras lograr el acta de concejal, en 1991, Xavier García Albiol (Badalona, 1967), el jefe de filas del PP en la tercera ciudad de Catalunya, dedicó sus primeros sueldos a comprar un cochazo y un rolex. Pero él matiza y niega: "Me compré un BMW 316 de segunda mano, con 70.000 kilómetros. ¿El rolex? No. El rolex lo compré en 1993".

García Albiol, presidente del PP de Badalona desde 1990 y con 24 años como edil, se ha labrado una fama inusual en un político de ayuntamiento, a base de mezclar una estudiada contundencia con un escasísimo temor al efecto que causen sus proclamas viscerales. Por el escándalo hacia el telediario. "Es el único concejal que ha logrado ser más conocido que el alcalde", subrayaba un badalonés antes de que el dirigente popular se hiciera con la alcaldía en las elecciones municipales del 2011.

En cuanto a cómo se juzga él mismo, aquí está la síntesis que exponía entonces a este diario. "Soy el único político de Catalunya que desde 1991, y durante 19 años, siempre ha mejorado el resultado electoral anterior", afirmaba. Pasó de un concejal en 1991 a cuatro (1995), cinco (1999 y 2003) y siete (en el 2007), a solo dos del PSC, el más votado.

En los comicios del pasado 24 de mayo, Albiol perdió la alcaldía, ya que, aunque fue el candidato de la lista más votada, la líder de Guanyem Badalona en ComúDolors Sabater, contó con los apoyos de ERCPSC e ICV-EUiA

LA FAMA

Albiol es famoso por varias cosas. Porque en octubre del 2006 le pegó un manotazo a un manifestante que protestaba contra el PP en Martorell y después afirmó: "No me arrepiento y lo volvería a hacer". Porque en la campaña electoral de las municipales del 2007 empleó un vídeo sobre Badalona en el que vinculó inmigración con inseguridad. Una película que parecía trucada, aunque él lo niega. En tercer lugar, por la virulenta campaña que emprendió hace cuatro años contra el colectivo de gitanos rumanos, del que afirma que, en su integridad, ha venido a Badalona a delinquir. Y, en su última campaña, la del 24-M, por el lema 'Limpiando Badalona', que presidía las pancartas del PP, aunque él negó que tuviera con ver con la inmigración y que solo hacía referencia al "incivismo" y a la "delincuencia". 

Ya salió en los medios en 1994, cuando advirtió de que abrir un registro de parejas de hecho equivalía a convertir el consistorio en "un nido para fomentar la homosexualidad", que definió como "un comportamiento anormal". Después se avergonzó de ello. "He evolucionado mucho. Creo que las personas tienen los mismos derechos al margen de su orientación sexual", dijo en el 2010.

HIJO DE INMIGRANTE

"No es un intelectual y no quiere serlo", decía de Albiol uno de sus detractores políticos, que aseguraba que no es mal tipo: "Es más buena persona de lo que aparenta. Pero es prisionero del personaje que se ha creado". Este azote de la inmigración, con pinta de tener detrás una familia pija que le compra las camisas rosas, es en realidad hijo único de inmigrante, y nació en una familia humilde del barrio de Morera. Su madre, de Badalona, fue peluquera. Su padre, de Vélez Rubio (Almería), conducía un camión de la brigada municipal badalonesa.

Albiol jugó a básquet, cuatro años en los juveniles y el júnior del Joventut. Dice que no iba para estrella pero no era malo: "Tuve ofertas de GaliciaMallorca y Andalucía". Comenzó Derecho, le faltan "ocho o nueve asignaturas": "Un día acabaré".

INICIOS EN AP

En 1990, tenía 23 años y toda la convicción del mundo. Y dice la leyenda que fue a la sede del PP en Barcelona y le dijo a Jorge Fernández Díaz que quería afiliarse y hacer política en su ciudad. Albiol precisa que la historia no es exacta: en 1987, aunque no era militante, ya figuró en la lista municipal de AP, en el número 10. En 1989 se hizo militante y se le encomendó dirigir Nuevas Generaciones de Badalona. Y entonces se presentó ante Fernández Díaz para ofrecerse como presidente local. "Supongo que no tenían nada mejor que yo".

Noticias relacionadas

No vive en la ciudad, pese a estar empadronado en ella. Explicó que dejó su piso de soltero, en el que vivía con su esposa tras casarse, porque tuvo gemelos, Sandro y Nadia, y les faltaba espacio. Ahora vive en Barcelona, en Les Corts, en un piso de la familia de su mujer.

Hace cinco años, decía un dirigente del PPC que Albiol no tendría recorrido fuera de Badalona. Que sus excesos crean resquemor. Que Cristóbal Montoro se lamentó recientemente: "¡Con lo que nos había costado lograr el apoyo de los rumanos!". El aludido no lo ve así: "Si hubiera querido, no hubiera tenido problemas para estar en la lista al Congreso o al Parlament. Pero quiero ser alcalde. Ganaré. Lo dicen hasta las encuestas que tiene el PSC". Y sí. Ganó y ha sido alcalde hasta el pasado junio. Pero, ahora ya sin el bastón de mando, ha optado por dar el salto. Aquel dirigente que no le veía recorrido fuera de Badalona se equivocó, puesto que, de momento, encabezará la lista del PPC para 27-S.