Ir a contenido

MOVIMIENTOS EN LA IZQUIERDA ALTERNATIVA

Iglesias: "Respetaré la voluntad democrática de los catalanes"

El líder de Podemos asume el derecho a decidir pero advierte de su dificultad legal

El partido lila, ICV y EUiA se fijan el reto de ser el grupo catalán mayoritario en Madrid

JOSE RICO / BARCELONA

No lo hizo en el fragor de un mitin de campaña, sino con su habitual tono pausado en el acto de presentación de la confluencia que unirá a su partido, Podemos, con ICV y EUiA en las elecciones generales de otoño. Pero la frase lapidaria de Pablo Iglesias resonó en el Pati Llimona de Barcelona como aquella que persiguió de por vida política al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero desde que la proclamó en el Palau Sant Jordi en el 2003. «Respetaré la voluntad expresada democráticamente por los catalanes», solemnizó el secretario general de Podemos, readaptando aquella promesa nunca cumplida de Zapatero de respetar el Estatut que aprobase el Parlament.

De momento, Iglesias ha dado ya algunos pasos más que el exlíder del PSOE en su reconocimiento de la singularidad catalana. La «confluencia» que presentaron este lunes, bautizada como Podemos-Catalunya sí que es pot, incluirá en su programa electoral el derecho a decidir de Catalunya, a la que definirá como un «sujeto político soberano», y reconocerá a España como un Estado «plurinacional».

Para plasmar esa pluralidad en el Congreso, y siempre que la candidatura obtenga un mínimo del 15% de los votos y cinco escaños, los diputados catalanes de Podemos compartirán grupo parlamentario con los de ICV y los de EUiA, que se desgajará con ello de IU en la Cámara baja. Iglesias recordó el (muy) lejano precedente del grupo propio del PSC, fuera de la disciplina del PSOE, de 1979 a 1982. Los integrantes de la alianza dejaron claro que su objetivo con esta estrategia es devenir la «voz catalana» mayoritaria en el Congreso, desbancando a la previsible candidatura unitaria independentista que se forjará a imagen y semejanza de la que Artur Mas y Oriol Junqueras pilotan cara a las elecciones del 27-S.

Al igual que el domingo, en la presentación de la candidatura a las autonómicas, contra la lista soberanista se dirigieron este lunes las críticas más duras. En su intento de polarizar las próximas campañas entre la alianza CDC-ERC y la alianza de la izquierda alternativa, Iglesias y el coordinador de ICV, Joan Herrera, reivindicaron a su marca como la única que defiende la auténtica «soberanía» catalana porque conjuga la apuesta por el derecho a decidir con la protección de los derechos sociales y del Estado del bienestar.

¿ANTES O DESPUÉS?

Lo que dejó en el aire Iglesias es si el referéndum que defiende para Catalunya debe celebrarse antes o después del «proceso constituyente» que Podemos quiere abrir en España, y que pasaría por una reforma de la Constitución. «El anclaje no depende de voluntades políticas. Sería imprudente decirle a los catalanes cómo, cuándo y dónde van a ejercer su derecho a decidir», razonó. De hecho, avisó de que llegar hasta la consulta será un camino tortuoso por los corsés legales y jurídicos, pero se comprometió a «remover todos los mecanismos» para hacerlo posible.

De nombres de posibles candidatos no se dio ninguna pista, y menos aún cuando Podem e ICV-EUiA todavía tienen que hallar cabeza de lista para el 27-S. El aspirante que suena con más fuerza, el economista Arcadi Oliveres, colíder de Procés Constituent, aseguró este lunes a Efe que, «en estos momentos», se inclina por no encabezarla. En el inciso temporal está la clave, pues su plataforma decidirá el sábado si se suma a la alianza.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.