30 oct 2020

Ir a contenido

EL 'ANNUS HORRIBILIS' DE UN CLAN

'Caso Pujol': un año en las viñetas de Ferreres

Repaso a base de humor gráfico de todo lo que ha dado de sí la confesión del 'expresident' de que ocultó fondos en el extranjero

RAFA JULVE / BARCELONA

6 de agosto del 2014. Viñeta de Ferreres que muestra a Jordi Pujol llevándose fajos de dinero en un cesto

6 de agosto del 2014. Viñeta de Ferreres que muestra a Jordi Pujol llevándose fajos de dinero en un cesto

Jordi Pujol y familia son un filón para los humoristas gráficos y ninguno de ellos lo explota mejor que Ferreres. Su sección diaria 'Animus iocandi' se ha convertido en un excelente compendio de todo lo que ha acontecido desde que el 'expresident' confesara que ocultaba una fortuna en el extranjero. Un 'annus horribilis' resumido a golpe de viñeta.

Hay para todos en los dibujos de Ferreres. Para el 'exmolt honorable', por supuesto. Para su esposa, Marta Ferrusola, por descontado. Y también para sus hijos, con mención especial a Jordi Pujol Ferrusola, Júnior, a quien igual se le ve saludando a Artur Mas a bordo de un Ferrari como declarando ante el juez Pablo Ruz o riéndose con toda la familia de sus comparecencias en la comisión de investigación del Parlament, otra que recibe alguna dedicatoria.

También aparecen retratadas las reticencias de Mas a que le relacionen con el clan de quien fuera su mentor, pero el bando convergente no es el único blanco de los chistes. Las relaciones entre el 'caso Pujol' y el 'caso Camarga' -protagonizado por Alicia-Sánchez-Camacho y la ex de Pujol júnior Victoria Álvarez- salen ilustradas en más de una ocasión. Lo mismo que el Gobierno central y su presidente, Mariano Rajoy.

En sus viñetas Ferreres plasma sin remilgos el uso que el Ejecutivo del PP ha querido dar al 'caso Pujol' para desgastar a los nacionalistas y percutir en el proceso soberanista. A bordo de su bajel 'El temido', los dirigentes conservadores aparecen en más de una ilustración intentando sacar tajada del escándalo de la supuesta 'deixa'.

Incluso el PSOE y, especialmente, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, sale escaldado con el 'caso Pujol'. Ferreres no duda en hacer mofa del escándalo del expresidente de la Generalitat, pero tampoco desaprovecha la ocasión para recordar a otros partidos que también tienen lo suyo bajo la alfombra.