Ir a contenido

ejecutivo plural

Uxue Barkos toma posesión este lunes como nueva presidenta de Navarra

El desalojo de UPN ha provocado críticas de las fuerzas conservadoras

AITOR UBARRETXENA / PAMPLONA

El nuevo Gobierno de Navarra dispone ya de un acuerdo programático tras el pacto firmado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Con la toma de posesión, este lunes, de Uxue Barkos, se culminará el cambio político en la comunidad foral. Aún así, el control de los nacionalistas del ayuntamiento de Pamplona (donde gobierna la coalición independentista) y del Ejecutivo foral, gracias en ambos casos al acuerdo cuatripartito que ha permitido desalojar a UPN, está provocando ya polémicas.

UPN y PPN se han unido para criticar que EH Bildu forme parte de la entente que sostiene el Gobierno de Navarra. Pero lo realmente «indignante», según han denunciado, es el nombramiento, precisamente a instancias de los independentistas vascos, de Mari José Beaumont como consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia. UPN ha pegado carteles en los que denuncia que «los herederos de ETA» han llegado a las instituciones. De hecho, su portavoz, Andrés Herzog, denunció que se haya entregado «la policía a quienes se han dedicado a matar a los policías». La propia Barkos tuvo que salir en defensa de su consejera y afirmar que goza de una «acreditada y conocidísima» trayectoria como abogada, sin que haya militado nunca en ningún partido.

Aunque Barkos goza de mayoría absoluta, su apuesta por rodearse de un equipo de perfil técnico y sin cargos orgánicos ni institucionales está despertando numerosas críticas. Regionalistas y populares censuran su inexperiencia y denuncian que ha existido un reparto de carteras entre partidos, lo que evidenciaría que se trata de un gabinete que tildan de nacionalista. Y los socialistas lamentan que no haya ningún representante del PSN, fuerza a la que Barkos ofreció formar un acuerdo a cinco.

De esta manera, el Ejecutivo tendrá nueve consejeros, de los que seis han sido propuestos por Geroa Bai, dos por EH Bildu y uno por Izquierda-Ezkerra. Podemos, pese a que hoy apoyará el nombramiento de Barkos como presidenta no planteó ningún nombre durante las negociaciones previas a la configuración del nuevo Gobierno navarro.