Ir a contenido

LA ATRIBUCIÓN DE UN LEMA

La PAH denuncia el uso del 'Sí se puede' por parte de la candidatura de ICV y Podem

La plataforma ha exigido de nuevo que no se haga un uso político de lo que consideran sus símbolos cuyo origen se mantiene en entela de juicio

ELISENDA REINÉS / BARCELONA

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha publicado este jueves por la tarde un segundo comunicado para criticar el uso electoralista, por parte de algunos partidos, del lema de su organización 'Sí se puede'. La PAH pretende blindarse y mantenerse libre de "cualquier interés o control político", más allá de ser un "movimiento social político". La plataforma contra los desahucios muestra en el comunicado su indignación tras conocer este jueves que la candidatura conjunta de PodemICV, EUiA y Procés Constituent se presentará finalmente al 27-S bajo el nombre 'Catalunya Sí que es pot', rehusando la denominación 'Catalunya en comú' barajada anteriormente.

Mientras la coalición de izquierdas ha decidido adoptar este nombre para acercarse más al movimiento de indignados 15-M, la PAH declara -como ya hicieron el cinco de mayo con motivo de las elecciones municipales- que a pesar de que exista la participación de algunos miembros que  paralelamente estén vinculados a  diferentes organizaciones políticas, no aceptan que se haga acopio de lo que la propia PAH considera sus símbolos identitarios; en especial el grito 'Sí se puede' como lema.  

Su razón, protejer la "lucha diaria de miles de personas" que dicen, los obliga a exigir el respeto por la independencia de la PAH que ven agraviado tras el anuncio de la nueva lista de izquierdas.

De nuevo manifiestan que "rechazan y denuncian el uso partidista de los símbolos de la PAH" una acusación que se ha vuelto viral en las redes entre aquellos que apoyan la demanda de la plataforma hasta quienes los acusan de hacer una petición fuera de lugar puesto que el lema 'sí se puede' no es originario del colectivo.

Entre los primeros está Pau Llonch uno de los activistas más activos de la Plataforma, activista y miembro de la lista Crida per Sabadell, muy cercano asimismo a la  CUP, respondido por varios usuarios de Twitter que hicieron su propia aportación una vez conocieron el anuncio de la PAH.

 

 

No tuvo objeción por otra parte, el uso del 'Sí se puede' durante la investidura de la nueva alcaldesa de Barcelona Ada Colau, miembro clave de la PAH antes de presentarse a la alcaldía desde Barcelona en Comú, celebrado en la plaza de Catalunya el pasado 13 de junio.

EL ORIGEN DEL 'SÍ SE PUEDE'

No cabe duda que ha sido la frase más escuchada en las calles en estos últimos meses a raíz de las manifestaciones y denuncias de quienes se han sumado al colectivo de los afectados por la hipoteca, pero también se ha vitoreado hasta el cansancio en los estadios de fútbol, especialmente ante los descensos a segunda.

A raíz de la autoría del ya famoso canto 'Sí se puede', existen un gran número de opiniones que llegan a sobrepasar las fronteras españolas, versionado en diferentes idiomas que indican empezó por  el "Yes we can" (sí podemos) del presidente de Estados Unidos Barack Obama en su primera precampaña.  Sin embargo, la frase del mandatario no fue la primera; los seguidores de la selección de Ecuador corearon durante el Mundial del 2006 el lema, que ya se había usado en partidos más pequeños del país. Y sin movernos de este juego también sirvió para apoyar a la selección mexicana en el mundial del 1998.

Según Televisión Española el verdadero origen se remonta en los años 70 en EEUU como lema de dos sindicalistas hispanos: César Chávez y Dolores Huertas hasta que en la temporada del 2012 lo puso de moda el Zaragoza, dice la cadena de televisión, cerca de su descenso en todos los partidos; adaptado después en campañas y anuncios de otros equipos como el Madrid; llegando a ser incluso título de las precampañas del movimiento estatal de Podemos como la 'Asamblea Ciudadana Sí se puede' celebrada el 18 de octubre del 2014; o bien Podemos de la ciudad Valladolid que se presenta literalmente como 'Sí se puede Valladolid'.