29 oct 2020

Ir a contenido

El juez archiva el caso Guantánamo por la reforma de la justicia universal

Estaban imputados el expresidente de EEUU George Busch y otros miembros de su administración

MARGARITA BATALLAS / MADRID

El juez José de la Mata decidió ayer archivar el caso Guantánamo tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que solo permite perseguir delitos de lesa humanidad si las víctimas son españoles y los imputados residen en nuestro país. Este caso, que indaga las torturas que padecieron cuatro presos, un español y marroquí residente en España, en el penal de Guantánamo, se inició tras la entrega de estas personas por los Estados Unidos y se ha mantenido abierto ante la negativa de este país a cooperar.

El togado toma esta decisión por "el estricto y duro canon interpretativo" que ha adoptado el Tribunal Supremo en el caso Tibet. El alto tribunal ha limitado la reforma aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy que hace prácticamente imposible la persecución de delitos de justicia universal en nuestro país.

Por ello, los jueces de la Audiencia Nacional están dando carpetazo a sumarios que llevan años en sus juzgados. De la Mata optó ayer por esta medida tras comprobar que ya no es competente para continuar la investigación que solo podrá llevar a cabo hasta que se "encuentren en España cualquiera de las personas extranjeras contra los que se dirige el procedimiento".

ABSOLUCIÓN

En este procedimiento se ha investigado la denuncia presentada por Jamiel Abdul Latif y Omar Deghayes (que están en el Reino Unido) y Ahmed Abderrahman Lahcen Ikassrien. Los dos primeros han llegado a un arreglo económico con el Gobierno del Reino Unido por lo que han renunciado a que se investiguen las torturas de que fueron objeto en el penal. Por su parte, los otros dos presos han pedido a la Audiencia Nacional que continúe la investigación. Abderrahman fue absuelto por el Tribunal Supremo de un delito de pertenencia a Al Qaeda al rechazar la declaración que prestó en Guantánamo que sirvió a la Audiencia Nacional para castigarle con seis años de prisión.

Temas Guantánamo