19 sep 2020

Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

La ANC disiente de Òmnium y prefiere una lista con políticos

CDC se da 15 días para forjar un acuerdo y Unió alerta contra un «tripartito» independentista

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Contra reloj, en 15 días, las entidades y los partidos independentistas tienen que haber desbrozado el camino de las urnas para aclarar de qué forma se presentarán a las elecciones «plebiscitarias» del 27-S. La tarea no será sencilla porque de la consulta interna en la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y del debate en el seno de Òmnium Cultural han salido dos propuestas a priori incompatibles. La primera quiere compartir candidatura unitaria con políticos y la segunda no. Una división que reproduce la que esta semana ha vuelto a distanciar a CDC y ERC después de que los republicanos planteasen, en respuesta al órdago del 'president' Artur Mas, una lista sin políticos.

Entrevistados uno al lado del otro en Catalunya Ràdio, el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, y su homóloga de Òmnium, Muriel Casals, explicitaron sus distintos puntos de vista acerca de la presencia o no de políticos en la candidatura unitaria. «Personalmente, creo que una lista que se quiere unitaria tiene que sumar a todos los que pueda sumar porque todo el mundo aporta un capital en este proceso», arguyó Sànchez. «Los 'consellers' no tienen por qué ser diputados, lo que permitiría que Artur Mas y Oriol Junqueras estuvieran en el Govern», esgrimió Casals.

En la misma sala estaba el coordinador de CDC, Josep Rull, que, claro, se decantó por la opción de la Assemblea. «No se puede renunciar al capital humano que representan los políticos que ahora están en primera línea», entre los que subrayó el papel clave de Mas como «autoridad moral» en el proceso soberanista. Desde Vic, la número dos de Esquerra, Marta Rovira, insistió en la necesidad de que esta vez los políticos den «un paso al lado» y repitió el argumento de Casals de que una candidatura de la sociedad civil no sería incompatible con la presencia de políticos en el futuro Govern. «Los líderes políticos no dejarán de serlo, aunque ocupen otro lugar en el panorama que estamos dibujando», señaló la secretaria general de los republicanos.

CÓNCLAVES EN JULIO

En lo que sí coinciden partidos y entidades independentistas es en que el eventual acuerdo para la lista unitaria debería producirse como máximo en 15 días. Y es que el calendario de julio tiene citas claves para CDC y ERC. Los días 18 y 19 los convergentes celebrarán una conferencia de «refundación», y el día 25 los republicanos aprobarán su nueva hoja de ruta para los próximos años en su congreso nacional.

Por su parte, Unió elevó ayer el tono de su crítica a sus exsocios de Convergència agitando el espantajo del «tripartito», aunque no el de izquierdas precisamente. En declaraciones a Efe, el secretario general democristiano, Ramon Espadaler, avisó de los riesgos que podría tener un «tripartito» independentista CDC-ERC-CUP tras las elecciones del 27-S.