Ir a contenido

TENSIONES INTERNAS EN LA FUERZA DEMOCRISTIANA

Unió da de baja a De Gispert tras su renuncia a pagar al partido

La dirigente quiere destinar a los críticos la parte del sueldo que antes donaba a UDC

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, en la sede de Unió.

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, en la sede de Unió. / JOAN CORTADELLAS

Cada día que pasa, las aguas internas de Unió bajan más revueltas. Tras la consulta interna que ha evidenciado la división del partido y ha supuesto su salida del Govern, este domingo el partido anunció la baja de militancia de otro de sus dirigentes históricos después de la renuncia de Joan Rigol: la de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert. El motivo aducido por el partido democristiano es la decisión de De Gisperto de dejar de abonar a partir del próximo mes de julio su aportación mensual al partido de un porcentaje de su sueldo como presidenta de la Cámara, ya que lo destinará a la plataforma crítica Hereus UDC 1931, favorable a la independencia.

Según explicó Unió a través de un comunicado, la política envió el día 24 un correo electrónico anunciando que "ella y su familia habían tomado la decisión irrevocable (...) de dejar de hacer frente a sus obligaciones económicas con el partido, no solo como militantes, sino en su caso, también como cargo público". "Ya no hay vuelta atrás", fueron las palabras de De Gispert, según Unió.

En el correo electrónico, publicado este domingo por 'La Vanguardia', De Gispert comunicó además al partido que también dejarían de hacer sus aportaciones a Unió su marido, sus hijos y su yerno. La plataforma crítica con la dirección a la que pertenece De Gispert, Hereus UDC 1931, desmintió posteriormente que la histórica dirigente fuera a causar baja del partido, sino que se limitaba a destinar su aportación de sueldo a la corriente interna independentista.

CONFUSA COMUNICACIÓN

La confusa disputa con la presidenta del Parlament se suma a la baja, esta misma semana, del que también fuera presidente de la Cámara catalana, Joan Rigol, quien comunicó que abandonaba el partido democristiano para trabajar por la lista que preparar Artur Mas para las elecciones del próximo 27 de septiembre. El motivo para el divorcio entre ambos históricos y la dirección del partido es el mismo, la no adscripción e Unió a los postulados indepedentistas.