Ir a contenido

CRISIS DE GOBIERNO

El legado de Wert, el españolizador

El ministro de Educación saliente se ha convertido en un fabricante de independentistas con sus medidas y sus declaraciones

RAFA JULVE / BARCELONA

La respuesta de Wert a un diputado del PSC este miércoles en el Congreso / ATLAS

El Gobierno central es fuego. La Generalitat, estopa. Viene Wert y sopla. Y muchos otros, tanto de un bando como del contrario. Pero el ministro de Educación saliente se lleva la palma: sus acciones y comentarios a lo largo de toda la legislatura han desencadenado un alud de protestas en la arena política y fuera de ella. No solo en el mundo de la enseñanza. El hombre que llamó a “españolizar” a los alumnos catalanes también ha conseguido poner en pie de guerra a los actores.

EL ESPAÑOLIZADOR. Su intervención más sonada en el Congreso. Aquel día nacieron unos cuantos independentistas. "Nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes, para que se sientan tan españoles como catalanes", afirmó el 10 de octubre del 2012 en la Cámara baja. Todo el debate respondía a su intención de firmar convenios con colegios privados de Catalunya para que enseñaran castellano a los alumnos que así lo deseen.

LA LOMCE. La madre de todas las discordias. La reforma educativa que impulsó Wert causó sensación (negativa) en todos los partidos de la oposición y en gran parte de la comunidad educativa. También en varios gobiernos autonómicos. El PSOEIzquierda UnidaCiUERC… Todos se conjuraron para tumbar la nueva ley nada más deje de gobernar el PP. CatalunyaAndalucíaAsturiasCanarias Euskadi también plantaron al ministro en la conferencia sectorial de educación como protesta. El cambio de color político en diferentes autonomías tras las elecciones del 24-M promete más encontronazos.

LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA. Wert ha tratado de romper el actual sistema de enseñanza en Catalunya desde todas las instancias judiciales. Y la ‘consellera’ Irene Rigau -que sí ha coincidido con él a la hora de defender los recortes y la mayor presencia de la religión en el currículo- le ha plantado cara por activa y por pasiva. La ofensiva de Wert ha obtenido muy poco respaldo, por no decir nulo, de las familias catalanas.

COMO CUANDO FRANCO. A vueltas con el tema de la lengua, el ministro comentó en los pasillos del Congreso que la actual situación del castellano en Catalunya era comparable a la del catalán durante el franquismo. Después trató de arreglarlo y rectificó, pero no se ahorró los insultos del diputado de ERCJoan Tardà, que acabó expulsado de la Cámara baja.

MÁS TITULARES. "Yo en el Parlamento soy un portento de humildad" y "me sienta fatal ser el ministro peor valorado" son otras dos de las muchas perlas que ha dejado caer Wert a lo largo de la presente legislatura.



LOS ACTORES. Su ausencia en la gala de los Goya en febrero del 2014 desencadenó un alud de calificativos por parte de los actores. La subida del IVA cultural, entre otras cuestiones, fue la culpable de que Wert ganara también amigos en este sector. Él justificó su ausencia en la fiesta del cine por motivos de agenda.

0 Comentarios
cargando