Ir a contenido

BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

Sin miedo a Ada Colau

El 46% de los catalanes consideran que la victoria de Barcelona en Comú no afectará al proceso soberanista

JOSE RICO / BARCELONA

Muchas energías ha dedicado CDC a agitar el espantajo de que Ada ColauBarcelona en Comú (BC) y, por extensión, Podemos, actúan como caballos de Troya del independentismo. Un ejemplo lo dio el 'president' Artur Mas el pasado sábado: «El 'Sí se puede' tiene poco que ver con la libertad de Catalunya ni con el autogobierno». Según esta tesis, el triunfo de la coalición de izquierda alternativa en la capital de Catalunya provocará que el proceso soberanista aminore la marcha, pues Colau no tiene entre sus grandes prioridades la cuestión secesionista. Y esta amenaza, siempre desde la óptica convergente, se podría trasladar al Parlament en vista de la fotografía que ayer mostraba el barómetro del GESOP, con una 'Catalunya en Comú' al acecho de la 'llista del president'. En cambio, la mayoría de los catalanes no tienen esta misma percepción.

El 45,8% de los ciudadanos consideran que la llegada de Colau a la alcaldía de Barcelona no influirá ni para bien ni para mal en el proceso soberanista. El 21,3% sí comparte la perspectiva de Mas y opina que el triunfo de BC debilita la hoja de ruta hacia el Estado propio. Por su parte, el 16,4% piensa que el 'procés' sale reforzado con la nueva alcaldesa. En todos los electorados son mayoría quienes piensan que el relevo en el ayuntamiento no tendrá ninguna influencia en el plan soberanista, excepto entre los votantes del PPC, que en su mayoría (35,3%) pronostican que el proceso sufrirá un revés con Colau.

Entre los afines a CiU, un 42% ve con indiferencia el cambio en la alcaldía de Barcelona respecto al proceso independentista; un 28,4% estima que la hoja de ruta saldrá perdiendo y solo un 12,4% sostiene el plan de Mas sale reforzado. En el caladero de Esquerra hay algo más de confianza en Colau: el 42% de sus votantes señalan que Barcelona en Comú no afectará al procés, el 22,8% estima que lo debilitará y el 27,2% cree que lo reforzará.

En general, la llegada de Colau no ha suscitado el miedo que blande CDC. La mitad de los 800 encuestados por el GESOP (50,9%) consideran que la victoria de BC será positiva para la ciudad, el 21,9% auguran que será negativa y el 15,4% acogen con indiferencia el triunfo de la izquierda alternativa. Obviamente, quienes ven con mejores ojos a Colau son los votantes de ICV-EUiA, la CUP y el PSC, mientras que los electores del PPC y de CiU son sus principales detractores.

¿'CATALUNYA EN COMÚ'?

Más dividida está la opinión acerca de si el exitoso experimento de BC debería imitarse en las elecciones del 27-S en forma de 'Catalunya en Comú'. El 42,3% apoya la «confluencia», pero al 32,4% le resultaría indiferente. Solo el 18,6% rechaza la idea. De nuevo es entre los votantes de ICV-EUiA donde más entusiasmo despierta la alianza (82,6%), pero también abogan por la fórmula la mayoría de electores de la CUP (62,5%), el PSC (60,9%) y ERC (39%), tres fuerzas que, en cambio, no tienen intención de unirse a ella.