Ir a contenido

LAS NUEVAS CARAS POPULARES

Las andanadas de Pablo Casado contra los "carcas" de la izquierda y "las fosas de no sé quién"

El nuevo vicesecretario de comunicación del PP niega que se pueda equiparar lo que dijo a los tuits del regidor de Ahora Madrid Guillermo Zapata

El nuevo vicesecretario de comunicación del Partido Popular, en un congreso de su partido, hizo alusión a las muertes del franquismo de un modo grotesco. / AGUSTÍN CATALÁN / VÍDEO: YOUTUBE

En 16 segundos se quedó a gusto. Pablo Casado, flamante vicesecretario de comunicación del Partido Popular, se dejó ir en un mitin en el 2008 de su partido en Madrid y, ante un auditorio entregado, lanzó la siguiente andanada: "Yo estoy convencido de que la inmensa mayoría de jóvenes son del PP pero aún no lo saben. ¡Si es que en pleno siglo XXI no puede estar de moda ser de izquierdas, pero si son unos carcas! Están todo el día con la guerra del abuelo, con las fosas de no se quién, con la memoria histórica".

Ahí es nada. Nada para él, porque tras dar la respuesta de manual ("se han sacado de contexto" sus palabras), Casado ha defendido este viernes en la Cadena Ser que no se puede equiparar lo que él dijo con los polémicos tuits del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata, en los que hacía chistes sobre el Holocausto, las víctimas de ETA (Irene Villa) y otros crímenes (Marta del Castillo). Lejos de retractarse, el dirigente conservador se ha limitado a sostener que los nuevos concejales de la candidatura de Manuela Carmena tienen "una actitud muy sectaria" mientras que él pide que se aplique la máxima de "respetar a todos".

SU ABUELO FUE VÍCTIMA DEL FRANQUISMO

En su alegato de defensa, Casado ha pedido que se escuche su discurso entero porque este "duró 15 minutos y no 15 segundos" y ha subrayado que en aquel mitin puso mucho énfasis en "la reconciliación, en no abrir heridas y viejos fantasmas" que, a su parecer, era lo que estaba haciendo José Luis Rodríguez Zapatero con la ley de memoria histórica. "Me parecía sectaria, que dividía y abría heridas ya superadas", se ha ratificado.

Para apuntalar sus justificaciones, el vicesecretario del PP ha asegurado que su propio abuelo fue víctima del franquismo, "ya que estuvo condenado a 30 años de cárcel y al final lo pudo contar".