25 sep 2020

Ir a contenido

COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT POR VIDEOCONFERENCIA

Falciani señala que solo un 1 por mil de cuentas en Suiza están declaradas

El exempleado del banco HSBC reclama en la 'comisión Pujol' una "respuesta política" al fraude

Comparecencia de Falciani por videoconferencia en la ’comisión Pujol’.

Comparecencia de Falciani por videoconferencia en la ’comisión Pujol’. / FERRAN SENDRA

Hervé Falciani, exempleado del banco HSBC que filtró datos de 130.000 cuentas bancarias de ciudadanos de 180 países, afirma que solo "un 1 por mil de las cuentas bancarias abiertas" en Suiza por extranjeros "están declaradas en sus respectivos países".

Falciani, que ha comparecido por videoconferencia en la comisión del Parlament que investiga el fraude, la evasión fiscal y la corrupción, ha explicado los problemas que ha sufrido y que conllevaron su estancia en prisión (del 2012 al 2013), desde que decidió filtrar los datos de evasores fiscales en Suiza.

Ha agradecido los esfuerzos de los tribunales de justicia franceses y españoles que han denegado su extradición a Suiza, país que emitió a través de la Interpol una orden de detención internacional por violación del secreto bancario y espionaje económico. A cambio, Falciani ha admitido haber colaborado con las autoridades de diversos países de la Unión Europea (UE) para saber qué ciudadanos estaban defraudando. Se calcula que, solo en España, la Agencia Tributaria ha conseguido recuperar 260 millones de euros.

TEMOR POR SU SEGURIDAD

Falciani, que ha dicho temer por su seguridad personal, no ha querido especificar nombres y empresas de ciudadanos con nacionalidad española que forman parte de la lista, aunque algunos ya han trascendido públicamente. En cambio, sí ha dado datos genéricos, y por ejemplo, ha precisado que solo un 1 por mil de las cuentas abiertas en Suiza por extranjeros están declaradas en sus respectivos países.

Por si fuera poco, ha añadido, una cuenta puede ser declarada de forma legal, pero la opacidad con la que se protege el secretario bancario suizo impide verificar si también se declaran los beneficios reales que se han obtenido.

Según Falciani, los bancos suizos cuentan en muchas ocasiones con la complicidad de entidades de otros países que facilitan a algunos de sus clientes preferenciales cuentas opacas, y además, "existen servicios de intermediación, que ayudan a las empresas y particulares que desean evadir o blanquear dinero".

Para Falciani, "tiene que haber una respuesta política" a situaciones como esta y deben ser puestos en marcha programas informáticos que permiten detectar el fraude del IVA en la UE.

También sería deseable, ha apuntado, "llevar a cabo una auditoría ciudadana en los órganos de control de los bancos y de las empresas sospechosas de evasión fiscal".