Ir a contenido

LA CONSTITUCIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

Ballesteros asume el reto de volver a gobernar Tarragona con la minoría del PSC

El candidato socialista repite en la alcaldía y destaca que tendrá que llegar a acuerdos puntuales con una oposición compuesta por seis grupos políticos

RAFAEL MORALES / TARRAGONA

El socialista Josep Fèlix Ballesteros ha asumido esta sábado "el reto" de volver a gobernar Tarragona en minoría y mantener una de las principales alcaldías bajo mandato del PSC.

La mayoría simple de los nueve regidores conseguidos en las elecciones del 24 de mayo ha facilitado que Ballesteros repita como alcalde, sobre todo porque, aunque perdió tres concejales con respecto al 2011, mantiene la distancia sobre sus máximos rivales. La votación, además de los nueve votos a favor de Ballesteros, ha registrado cinco abstenciones, siete votos en blanco y dos nulos.

En cualquier caso, Ballesteros solo dispone de nueve de los 27 regidores que han votado este mediodía su cargo. Como ya hizo en el anterior mandato, el alcalde está obligado a realizar pactos puntuales en una oposición que se ha dispersado más porque están representadas seis formaciones políticas: C’s (4 concejales), ERC (4), PP (4), CiU (3), CUP (2) e ICV (1).

El grupo de ERC también ha presentado la candidatura de su cabeza de lista, Pau Ricomà, aunque solo ha obtenido el voto de sus cuatro concejales. Los dos concejales de la CUP han tomado posesión del cargo con el objetivo de que las clases populares consigan "a soberanía plena".

Dos concejales independientes de CiU y los cuatro de ERC también han señalado el objetivo de trabajar "hacia la independencia". "Tenemos que gestionar esta complejidad con la alegría de la lógica de que cuando el pueblo vota no se equivoca nunca y con la confianza de que estaremos a la altura", explicó Ballesteros un finalizar pleno seguido con protestas en la calle.

En la plaza de la Font se han concentrado trabajadores de la empresa de servicios EMTE, que han reclamado mejoras salariales, y los ecologistas de la plataforma Cel Net, que reclaman que se haga un estudio de la calidad del aire en el polígono industrial Sur de Tarragona. Miembros de los dos colectivos han irrumpido en la sala de plenos, pero la han abandonado sin mayores incidentes minutos después.