08 ago 2020

Ir a contenido

El racismo, factor clave en la alcaldía de Vitoria

Varios colectivos piden al PNV el desalojo de Maroto "como ha ocurrido con Garcia Albiol en Badalona"

AITOR UBARRETXENA / SAN SEBASTIÁN

El PNV debe decidir si facilita la continuidad del popular Javier Maroto como alcalde de Vitoria, o bien suma sus votos a los de otras fuerzas como EH BilduPSESumando Irabazi para impulsar un cambio de gobierno. Las elecciones han dejado un complicado panorama, con el PP con nueve escaños en un pleno de 27 y sin aliados, frente a los 18 que sumarían el resto de fuerzas. La situación se hace aún más enrevesado por la política en materia de inmigración que ha seguido Maroto durante la legislatura, que le ha valido la crítica únanime de la oposición y de numerosas colectivos sociales.

De hecho, en las últimas horas organizaciones como SOS Racismo, Ongi Etorri y Atawasol han destacado que Maroto sigue sin "pedir perdón" por sus críticas a las personas magrebís, por lo que han pedido al resto de partidos que, al igual que ha ocurrido en Badalona con el relevo de Xavier García Albiol por su polémico discurso sobre la inmigración, lleguen a un acuerdo que impida al PP seguir al frente del Gobierno municipal. Estas asociaciones se han dirigido específicamente al PNV, tercer partido del municipio con 5 concejales, uno menos que EH Bildu, para reclamarle que no apoye a "un alcalde racista".

Ante el riesgo de perder la alcaldía, el propio Maroto hizo público este lunes un "compromiso" contra el racismo, en un intento de lavar su imagen tras sus reiteradas acusaciones de que los inmigrantes llegan a Vitoria "a vivir de las ayudas sociales y sin querer trabajar".

Durante la mañana de este martes, delegaciones del PP y del PNV de Álava están reunidas para analizar posibles acuerdos. Los populares aspiran a un acuerdo que "dé estabilidad y reconocimiento a lo que los ciudadanos quieren". Sin embargo, en los últimos días los peneuvistas han expresado que si Maroto se encuentra aislado es consecuencia de la estrategia que ha seguido en los últimos años.

También ha apelado al PNV el presidente de Sortu Hasier Arraiz, quien ha manifestado que no entendería que aceptara que Vitoria fuera gobernada por alguien "de la calaña y el talante racista" de Maroto.