Ir a contenido

NUEVO PROCESO judicial

La jueza investiga unos pagos a la esposa del exalto cargo David Madí

Percibió 91.000 euros del productor del programa de TV-3 'El Gran Dictat'

La magistrada abre un proceso separado del 'caso ITV' donde aparece Oriol Pujol

J. G. ALBALAT / BARCELONA

La jueza de Barcelona Silvia López Mejías, ha acordado abrir un procedimiento judicial  para investigar los pagos realizados por empresas de Oriol Carbó Seriñana, exgerente de Catalunya Radio y TV-3 a Anna Vidal, esposa del exdiputado de CiU, Oriol Pujol, y a Sandra Buenvarón, cónyuge de David Madí, exsecretario de Comunicació con el último gobierno de Jordi Pujol y estrecho colaborador de Artur Mas hasta el 2010, cuando alcanzó la presidencia de la Generalitat. La magistrada, que tramita el caso de las ITV, ha tomado esta decisión ante la petición del fiscal  Fernando Maldonado y tras recibir un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en el que constataba una posible facturación ficticia. Una de las sociedades de Carbó, Triacom Audiovisual, es la productora del programa de TV-3 El Gran Dictat. 

Fuentes jurídicas aseguraron a este diario que la fiscalía ha solicitado la apertura de esta investigación ante la posibilidad de que los implicados hayan cometido un presunto delito de falsedad documental, malversación de fondos públicos o prevaricación. La acusación pública entiende que los servicios facturados por las mujeres de Oriol Pujol y de Madí podría ser falsos y sugiere el pago de comisiones. Durante los años 2008 y 2009 cada una de ellas percibió 91.910 euros por parte de las empresas de Carbó.

TRASPASO DE FONDOS / El informe de Vigilancia Aduanera destaca que Carbó usó las sociedades Orieu 110591 e Inversions OCS para realizar pagos a ambas, Vidal y Buenvarón, que «coinciden en el tiempo y en su cuantía». Según los investigadores, la sociedad Inversions OCS no tiene ingresos durante los años 2008 y 2009, mientras que la otra empresa, Orieu, percibió «la mayor parte» de sus fondos de Triacom, cuyo administrador es Oriol Carbó.

El dictamen va más allá y detalla que «la mayor parte» de los ingresos de Triacom durante ese periodo procedieron de la Corporación Catalana de  Mitjans Audiovisuals. Y es que Carbó «consiguió la contratación» por parte de TV-3 de programas como El Gran Dictat.

 

Por ahora, la jueza  ha solicitado a Carbó que presente documentación sobre los servicios realizados para él por la esposa de Madí, así como las facturas y contratos realizados entre sus empresas y también entre Triacom y la televisión catalana. El fiscal pedía que se requiera documentación a TV-3, pero por ahora la magistrada no lo ha acordado.