01 dic 2020

Ir a contenido

ESTRATEGIAS DE LA IZQUIERDA ALTERNATIVA

Podem abre ahora la puerta a tejer una alianza con ICV cara al 27-S

Ubasart no excluye a los ecosocialistas ni a otras fuerzas de un pacto pero reclama "caras nuevas"

Iniciativa aplaude el cambio de criterio aunque evita de entrada avalar a Fachin como candidato

RAFA JULVE / JOSE RICO / BARCELONA

La secretaria general de Podem, Gemma Ubasart.

La secretaria general de Podem, Gemma Ubasart. / RICARD CUGAT

El éxito de Barcelona en Comú y los buenos resultados en las localidades del área metropolitana donde concurrieron con otros partidos el pasado domingo les han señalado un camino. "Confluencia", lo llaman. Y aunque ayer la secretaria general de Podem, Gemma Ubasart, afirmó que "no se pueden calcar" proyectos porque las realidades son distintas, sí evidenció que están dispuestos a modular su estrategia inicial cara a las elecciones del 27-S. Tanto ella como el líder estatal del partido, Pablo Iglesias, descartaban hace unas semanas la opción de aliarse con ICV y EUiA en las elecciones al Parlament. Ahora, en cambio, la máxima dirigente del partido lila en Catalunya ya no cierra la puerta a los ecosocialistas ni a otras fuerzas de la izquierda alternativa. "Nuestra propuesta no incluye ni excluye a nadie", comentó en rueda de prensa.

El viraje no es desdeñable, pero debe entenderse como una "mano tendida" que podría retirarse en cualquier momento. La propia Ubasart recordó que el impulso de una "alianza social para el cambio" y de "articular una candidatura amplia" parte de una propuesta de Albano Dante Fachin. Este activista es por ahora el único candidato a las primarias que se celebrarán entre el 1 y el 10 de junio para elegir al cabeza de lista de Podem en las autonómicas, aunque todavía le puede salir algún rival porque hay de plazo hasta el 3 de junio para presentar candidatura. Para ese proceso interno, sin embargo, Fachin cuenta con el aval de la cúpula del partido, que ve de "sentido común" su planteamiento a la vez que subraya que la fuerza lila debería de ser bien visible en una hipotética "confluencia".

LAS SIGLAS

Pese a que lo acompañó de un "a priori", Ubasart explicó en que las siglas del partido deben estar presentes en las papeletas del 27-S (lo que no excluye la posibilidad de un 'Podem-otros partidos'). Pero ese no despunta como uno de los obstáculos más difíciles de salvar. Más espinosa, al menos para Iniciativa, resulta la reclamación de que en ese proyecto haya una "fuerte presencia de liderazgos sociales, de gente normal haciendo política" y, sobre todo, de "caras nuevas" que demuestren que no se trata de "una sopa de siglas o de pactos entre cúpulas". De la misma manera que los ecosocialistas renunciaron a ir los primeros en la lista de Barcelona en Comú en pos de Ada Colau, las negociaciones para el 27-S podrían incluir esa posibilidad, entre muchos otros factores. Ahora bien, paso a paso, "los procesos se definen dinámicamente", advirtió la líder de Podem.

Todo está por hablar, aunque hay un punto de partida que planteó Ubasart que no desafina para nada con las tesis de Iniciativa. Más que unas plebiscitarias sobre la independencia, las del 27-S serán unas elecciones "en las que se confrontarán dos modelos: el de las políticas de los de arriba, de la austeridad, de la corrupción y la financiación ilegal" y el de "la Catalunya de la democracia". La misma idea que han defendido los ecosocialistas, que no escondieron su satisfacción ante la nueva estrategia de Podem, a quien han invitado en numerosas ocasiones a forjar la alianza que ahora proponen.

La coordinadora nacional de ICV, Dolors Camats, mostró una total predisposición a negociar y prometió que su partido sabrá ser "generoso". Habrá que ver si lo es tanto como en Barcelona, donde los ecosocialistas sacrificaron a su líder municipal, Ricard Gomà, en pos de la confluencia. Siguiendo el mismo patrón, ¿renunciarían ahora Joan Herrera o la propia Camats por aquello de las "caras nuevas"? Fuentes de la cúpula aseguraron que es prematuro hablar de nombres pero advirtieron de que ahora mismo Podem "no tiene más poder que ICV". En público, Camats recordó que su partido deberá celebrar primarias para elegir a sus candidatos, por lo que evitó avalar a Fachin como cartel electoral. "Se puede combinar la pluralidad con la unión", se limitó a decir.

LA CÚPULA DE PODEMOS

La cúpula estatal de Podemos también vio con buenos ojos la estrategia de alianzas propuesta por Ubasart para Catalunya, pero insistió en descartar la fórmula para las elecciones legislativas. El secretario de organización, Sergio Pascual, aseguró a este diario que el planteamiento de Ubasart es "en clave autonómica" y que a los comicios generales Podemos concurrirá con marca propia y sin alianzas, siguiendo lo aprobado en la asamblea ciudadana de Vistalegre (Madrid) el pasado noviembre.

Para la dirección del partido, el tablero catalán es más complejo y Podem tiene que mantener lazos estrechos con otros actores políticos y sociales, informa Iolanda Mármol. Sin embargo, pese a las múltiples ofertas que ha recibido apelando a la unidad de la izquierda, como la del líder in péctore de IUAlberto Garzón, y del éxito en Madrid y Barcelona de listas de unidad popular, Podemos no se plantea variar su estrategia cara a las elecciones al Congreso. Al menos, por ahora.

Con contadas excepciones, la fuerza lila ha podido comprobar que en la mayoría de municipios de Catalunya y del resto de España en los que se presentó el pasado domingo en alianza con otras fuerzas obtuvo mejores resultados que allí donde concurrió en solitario. Una victoria en el Parlament de Catalunya --"estamos en disposición de conseguirlo", dijo Ubasart-- podría llevar a algunos dirigentes a replanteárselo.