UNA DISPOSICIÓN OBSOLETA DE LA LEY ELECTORAL

La encuesta desterrada de Barcelona

'El Periòdic d'Andorra' publica desde el martes hasta el sábado un sondeo diario sobre la intención de voto en Barcelona

La ley electoral española prohíbe publicar o difundir encuestas desde la medianoche del lunes

Una de las esferas amarillas que el equipo de Trias ha colocado por Barcelona, esta, en la Diagonal.

Una de las esferas amarillas que el equipo de Trias ha colocado por Barcelona, esta, en la Diagonal. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
LUIS MAURI / BARCELONA

Suele decirse que la jornada electoral es la celebración suprema de la democracia, ese sistema en el que cada ciudadano emite un voto y todos ellos tienen idéntico valor. Pero en este país no todos los votantes se presentarán en igualdad de condiciones ante las urnas el domingo. Unas restringidísimas élites llegarán al 24-M en poder de una información privilegiada, vetada al común de los ciudadanos.

La ley electoral española, aprobada en 1985 y reformada en el 2011, prohíbe la publicación y la difusión de resultados de sondeos electorales desde cinco días antes de la votación, es decir, desde la medianoche del lunes. Pero, mucha atención: veta la difusión de las encuestas, no su realización. Así, durante los días prohibidos, los partidos --y probablemente algunas grandes corporaciones-- siguen encargando estudios demoscópicos, a la luz de cuyos resultados afinan sus tácticas electorales en la recta final de la campaña.

DISCRIMINACIÓN

Las élites, pues, encaran la cita con las urnas en una posición de privilegio. Ni siquiera todas las fuerzas políticas tienen acceso a esa información; solo aquellas cuyos presupuestos pueden permitirse la contratación de dichos estudios. Y esto añade otro factor de desigualdad en la contienda.

Esta discriminación consagrada por la ley electoral cobrará especial relieve desde este martes, a raíz de la decisión de 'El Periòdic d'Andorra' de publicar en su web una encuesta diaria sobre la intención de voto en la ciudad de Barcelona, que desde este martes hasta el sábado sumará 1.800 entrevistas telefónicas. El primer sondeo se publicará este martes a mediodía, será actualizado cada día a la misma hora y el sábado, antes de la medianoche. Los ciudadanos encontrarán en la edición digital de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA el modo de acceder y consultar los resultados del 'tracking' encargado por 'El Periòdic d'Andorra'Esta encuesta diaria cobra especial relevancia a la luz de los dispares pronósticos sobre la 'batalla de Barcelona' que brindan las encuestas conocidas hasta ahora. La ciudad afronta el domingo próximo las que se antojan como las elecciones municipales más reñidas e inciertas desde la restauración de la democracia.

 

El tremendo impacto de la crisis, el empobrecimiento de las clases populares, el aumento de la desigualdad social, los escándalos de corrupción y la entrada en escena de formaciones políticas de nuevo cuño o de escaso recorrido previo hacen prever un nuevo consistorio muy fragmentado. El candidato a la reelección, Xavier Trias (CiU), y la líder de Barcelona en ComúAda Colau, encabezan todos los pronósticos en un ajustadísimo duelo.

FRAGMENTACIÓN INTERNA

La encuesta publicada por EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, así como las de 'El Mundo', 'La Vanguardia' y la Cadena Ser, apuntan a un triunfo raspado de Trias. En cambio, los sondeos de 'El País' y del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) prevén que será Colau quien cruce en cabeza la meta. En cualquiera de los dos casos, la extremada fragmentación electoral obligará al vencedor a plantear complicadas negociaciones multilaterales en busca de apoyos para poder gobernar la ciudad con una estabilidad siquiera relativa.

'El Periòdic d'Andorra' ya publicó sondeos diarios en la recta final de la campaña de las elecciones generales del 2008 y de las autonómicas catalanas del 2010. A raíz de la primera de esas iniciativas, que pillaron a contrapié a la clase política española, todos los partidos dijeron apoyar la idea de revisar la prohibición de los sondeos de última hora. La revolución digital ya condenaba entonces ese veto al baúl de la obsolescencia, pues cualquier español podía consultar en una web andorrana información prohibida en España. Numerosos juristas también se manifestaron en la misma línea.

En el 2011, las Cortes abordaron por fin la reforma de la ley electoral de 1985. Pero, pese a las unánimes declaraciones en caliente del 2008, solo ICV, en el Congreso, y la Entesa Catalana de Progrés (coalición formada por la propia ICV, el PSC y ERC), en el Senado, propusieron levantar el veto. Sus propuestas fueron derrotadas: ningún otro grupo parlamentario les brindó apoyo.

Noticias relacionadas

Las democracias de FranciaAlemania y Estados Unidos sí permiten publicar estudios demoscópicos en la última manga de la campaña electoral. En Francia y Alemania se pueden difundir en la misma víspera electoral. En EEUU, la única restricción es publicar sondeos a pie de urna antes del cierre de todos los colegios electorales, pues el país tiene diferentes husos horarios.

En España, sin embargo, unos pocos escogidos llegarán a la fiesta de la democracia avituallados por un cátering de lujo; para todos los demás, bocadillo de salchichón.