Ir a contenido

ERC promete implantar la sexta hora en las escuelas

La medida tiene un coste de 19 millones al año, que pasarían a engrosar la deuda de la Generalitat con el Ayuntamiento

Bosch ha abogado por el cierre de los centros de internamiento de extranjeros

XABIER BARRENA / BARCELONA

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Alfred Bosch, ha prometido reimplantar la sexta hora lectiva diaria en las escuelas públicas si es elegido alcalde. Se trata, según Bosch, "de acabar con la discriminación actual entre los centros públicos y concertados", basada en que estos últimos tienen esa hora más al día. La medida crearía 450 nuevos puestos de trabajo, "porque no se cargaría al personal docente actual su gestión", y un coste de 19 millones de euros anuales, que, según el republicano, pasarían a engrosar la bolsa de dinero que la Generalitat adeuda al ayuntamiento y que, en estos momentos supera con creces los 200 millones de euros. La implantación sería progresiva, se empezaría por aquellos distritos con mayores dificultades socioeconómicas, y ocuparía todo un mandato.

Implantada por el tripartito y recortada por CiU, la sexta hora fue la medida estrella de Ernest Maragall (que vía MES va coaligada con ERC) como consejero de Educació del tripartito. Sería sujeto de negociación con la Generalitat tanto el retorno del dinero como que esa sexta hora tuviera huella en el currículo del alumno.

En cuanto al resto de medidas de educación, ERC propone dejar en manos de los distritos tanto el seguimiento de los índices de fracaso escolar, como la apertura de los centros, más allá de las horas lectiva. Estas puertas abiertas costarían 2,5 millones de euros anuales.

BOSCH ABOGA POR EL CIERRE DE LOS CIE

El alcaldable republicano ha abogado también este lunes por la tarde por el cierre de los centros de internamiento de extranjeros (CIE). Bosch, en un acto en la plaza dels Àngels, ante una numerosa representación de varios de los colectivos nacionales que residen en el Raval, ha prometido presionar, si es elegido alcalde, ante el Estado para que clausure estas instalaciones.

"No es de recibo que se criminalice a quien solo ha cometido el 'pecado' de no tener los papeles en regla", ha aseverado el republicano. Bosch ha apostado por una Barcelona multicultural y multilingüe.

Preguntado sobre los toros y la posibilidad de que, vía ley del Congreso, las corridas puedan volver a la capital catalana, Bosch se ha mostrado tajante: "Los toros no volverán". Y ha razonado que existen una serie de leyes que prohíben "la tortura de los animales" y que él, en función de la fuerza que tenga su grupo en el consistorio, velará para que se cumplan.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.