24 oct 2020

Ir a contenido

El 'verano azul' de Rajoy, Aguirre y Cifuentes

El presidente del Gobierno monta en bici, pide el voto para el PP y comparte unas hamburguesas junto a las candidatas a la alcaldía y la Comunidad de Madrid

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Rajoy, Cifuentes y Aguirre, durante el paseo en bici que han dado este miércoles en Madrid. Vídeo: ATLAS / Foto: JUAN MANUEL PRATS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mostrado este miércoles su apoyo a las candidatas del PP en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, Cristina Cifuentes Esperanza Aguirre, de una manera un tanto peculiar y relajada, compartiendo un paseo en bicicleta por la ribera del río Manzanares, al estilo de la mítica serie 'Verano azul'.

El recorrido, a bordo de unas bicicletas eléctricas del servicio de alquiler público BiciMad, ha comenzado a las 10 horas, después de que Rajoy concluyera su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en un punto entre el estadio Vicente Calderón y el Puente de Toledo. Allí les esperaba la alcaldesa Ana Botella, que les ha dado ánimos.

El presidente, que se ha quitado la americana pero no la corbata, ha arrancado el primero y ha liderado el paseo seguido de Cifuentes y Aguirre. La candidata a la alcaldía ha instado a sus compañeros a no encender el motor: "Todavía vais cuesta abajo". Y Cifuentes, que ha dado algún que otro volantazo, ha clamado: "No vale hacer carreras".

UN MITIN CORTO Y CON POCOS ASISTENTES

A continuación, los tres dirigentes conservadores se han reunido con representantes de colectivos pro bicicletas y tras la reunión se han montado de nuevo en las dos ruedas para dirigirse hacia el puente Perrault de la capital, donde los tres han ofrecido un mitin corto, que ha girado casi en exclusiva sobre la importancia de fomentar este transporte, y al que han asistido apenas un centenar de personas.

El formato ha sorprendido porque parecía más propio de un partido pequeño, y más teniendo en cuenta que el PP podría perder el poder tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid en las próximas elecciones, si no alcanza acuerdos con otros partidos, según vaticinan las encuestas.

Rajoy no volverá además a esta región, tan importante para los intereses populares, hasta el cierre de campaña. Pese a ello, ha tenido una intervención breve, en la que ha resumido su tesis de que su gobierno ha conseguido "cambiar la situación" y el "único riesgo" es que se vuelva a las recetas "caducas y trasnochadas" del PSOE. Como ya hiciera ayer en Extremadura, ha soslayado los ataques a Ciudadanos y Podemos.

COMO COLOFÓN, HAMBURGUESAS

Después ha saludado relajadamente a los escasos militantes que se han acercado y, como colofón al paseo en bici, los tres se han acercado a un stad que repartía bebidas y tapas con carne y mini hamburguesas. En un principio, Rajoy se ha resistido a comer nada, pero Aguirre le ha acercado una bandeja y finalmente ha probado lo que le ofrecían, antes de partir para La Moncloa, rodeado de sus asesores y guardaspaldas.