Ir a contenido

Ros pierde la mayoría absoluta en Lleida, pero tiene fácil pactar

CiU y el PPC pasan de 6 a 4 ediles, ERC y C's irrumpen con 3 y la CUP entra con uno

El PSC se deja 3 o 4 concejales, aunque podrá lograr acuerdos con cuatro partidos

RAFA JULVE / BARCELONA

Fue Felipe González quien acuñó la expresión «dulce derrota» en 1996 cuando perdió contra José María Aznar por escaso margen tras una convulsa legislatura. Pero no es ese el caso del socialista Àngel Ros. Según el sondeo para EL PERIÓDICO del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP), el alcalde de Lleida volverá a ganar en sus terceras elecciones como cabeza de lista, aunque sufrirá lo que podría calificarse de una dulce pérdida de la mayoría absoluta. Pasará de 15 a 11 o 12 concejales de los 27 en juego, pero dispondrá de mucho margen de maniobra para alcanzar pactos, tanto estables como ocasionales. El PSC podría tejer alianzas hasta con cuatro fuerzas (CiU, PPC, ERC y Ciutadans) y es harto improbable que se produzcan acuerdos de gobierno que dejen al margen a los socialistas.

El desgaste de la gestión, la crisis del socialismo, el debate soberanista y los desencuentros del paer en cap con el PSC en este asunto, las denuncias de su exnúmero 2 Marta Camps con el consiguiente registro de la Paeria por parte de la Fiscalía Anticorrupción... Los últimos meses no han sido un camino de rosas para Ros, pero tampoco sus principales adversarios se aprovecharán de ello. Tanto CiU, que tiene como alcaldable a Antoni Postius, como el PPC, que ha vuelto a confiar en la diputada Dolors López tras hacerlo en Inma Manso en el 2011, pasarán de los seis ediles que tiene cada fuerza en la actualidad a cuatro. En cambio, la encuesta vaticina que ERC, con Carles Vega al frente, regresará al consistorio con tres o cuatro regidores después de cuatro años de ausencia (en el 2007 logró dos plazas).

También ICV-EUiA opta con Eduard Baches a recuperar el representante que perdió en los anteriores comicios. La CUP, con Pau Juvillà de cabeza de lista, se estrenará con un puesto y Ciutadans compartirá con Esquerra la irrupción más notable: liderado por Ángeles Ribes, el partido de Albert Rivera entrará por primera vez en la Paeria con tres concejales, según el GESOP. De esta manera, el ayuntamiento pasará de tener representados a tres partidos a contar con la presencia de seis o siete grupos municipales.

GESTIÓN DE GOBIERNO / El 45,3% de los electores que votaron al PSC en el 2011 dan por seguro que volverán a depositar la misma papeleta en la urna, mientras que el 22,3% cambiarán de opción y el 32,4% se lo están pensando. La fidelidad del voto es menor en los electores de CiU (37,1% con una indefinición del 41,4%); en los del PPC (33,3%) y en los ICV-EUiA (25%); muy parecida en los de Ciutadans (44,4%) y mayor en los de ERC (51,5%) y los de la CUP (66,7%).

Así las cosas, la gestión de gobierno del equipo de Ros supera el aprobado holgadamente. Solo le dan un suspenso el 21,6 de los entrevistados, mientras que el 42,6% lo puntúan entre el 5 y el 6, el 26,6% le otorgan un notable y el 6,6%, un excelente. La nota media es un 5,7 (un 6,3 en el caso de los votantes socialistas), y solo lo suspenden los electores de dos partidos: tanto los votantes de ICV-EUiA como los de la CUP le ponen una nota de 4,8. Los del PPC, un 6, los de ERC, un 5,4 y los de CiU y Ciutadans, un 5,3.

LA CIUDAD HA MEJORADO / También cuenta en el haber de los socialistas la evolución del municipio. Seis de cada 10 vecinos (el 58,8%) consideran que la ciudad ha mejorado en la última legislatura, por el 19,8% que opinan que ha ido a peor y el 18,6% que creen que sigue igual. En este apartado, las opiniones positivas son mayoritarias entre los votantes de todos los partidos e incluso entre los que no votaron en el 2011.

Pese a perder la mayoría absoluta, Ros es el mejor valorado por los leridanos. Saca un 5,8 de nota y aventaja en 0,3 puntos a Baches; en 0,6 puntos a Postius y Vega; en 0,8 a Juvillà, en 0,9 a Ribes y en 2,2 a López. Pero no solo eso. Ante la pregunta «¿a quién preferiría como próximo alcalde de Lleida»?, el 36,4% de los entrevistados nombran al dirigente socialista. Después, a mucha distancia, el 8,8% señalan a Postius. Es más, el candidato del PSC es el único que cuenta con el apoyo de más del 50% de sus votantes a la hora de responder a esa cuestión. En el PPC, por ejemplo, hay más electores que prefieren a Ros que a López.

0 Comentarios
cargando