Ir a contenido

ACCIÓN EXTERIOR

El Govern abrirá 'embajadas' en el Vaticano, Rabat y Lisboa

El Ejecutivo impulsa un nuevo plan a partir de la ley suspendida por el Constitucional

EL PERIÓDICO
BARCELONA

La suspensión cautelar de la ley de acción exterior de la Generalitat, decretada por el Tribunal Constitucional (TC) a instancias del Gobierno, no ha frenado al Ejecutivo catalán. El Govern acordó ayer un nuevo plan estratégico, a partir de la norma impugnada parcialmente, que incluye la creación de nuevas embajadas antes de que acabe la legislatura. Estas delegaciones internacionales se abrirán, según ha podido saber EL PERIÓDICO, en el Vaticano, Rabat y Lisboa, y se sumarán a las que se están ultimando en Roma y Viena.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern, el portavoz, Francesc Homs, advirtió al Ejecutivo de Mariano Rajoy de que el nuevo plan es «inimpugnable», porque está vinculado a una parte del articulado de la ley catalana de acción exterior que no fue suspendida por el Constitucional.

AVISO A RAJOY / El conseller de Presidència consideró que un nuevo recurso del Ejecutivo del PP no se ajustaría a criterios de derecho. «Si hay cosas que no le gustan -dijo-, que las combata [el Gobierno] con alternativas, pero no abusando de su posición». Aun así, no descartó otra impugnación, por el «nivel de arbitrariedad y combate político» del Gobierno en lo que se refiere a cortar alas a la Generalitat. En todo caso, avisó a Rajoy de que, haga lo que haga, el Govern mantendrá su estrategia, «como no puede ser de otra manera».

El Govern tiene ahora cinco delegaciones internacionales en Nueva York, Londres, Berlín, París y Bruselas. El plan, previsto para el periodo 2015-2018, busca internacionalizar la economía, cultura y conocimiento de Catalunya, reafirmar su vocación europeista, contribuir a los objetivos de paz, seguridad y derechos humanos y promover una diplomacia más «moderna y eficaz» que apoye a los catalanes en el exterior.