decisión de la comisión europea

Multa de 19 millones a España por falsear el déficit de Valencia

La Generalitat y la Moncloa se enzarzan por quién debe asumir la sanción de la UE

Es el primer castigo a un Estado miembro por manipular sus estadísticas de deuda

La alcaldesa Rita Barberá, y el presidente Alberto Fabra, el pasado lunes en Valencia.

La alcaldesa Rita Barberá, y el presidente Alberto Fabra, el pasado lunes en Valencia. / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

LAURA L. DAVID / VALENCIA

La campaña empieza torcida para Alberto Fabra. Todavía más. Por si no tuviera suficiente con el estallido del 'caso Rus', la Comisión Europea multará a España con 19 millones de euros por la manipulación de las estadísticas de déficit y deuda de la Comunitat Valenciana durante los gobiernos de Eduardo Zaplana Francisco Camps. El Ejecutivo comunitario considera que la Generalitat Valenciana falseó las cuentas e incurrió en una "negligencia grave" mediante la "ocultación sistemática" de parte del gasto sanitario, dejando facturas en los cajones.

La noticia de la sanción provocó otro polvorín en el seno del PP. Primero fue el turno del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que advirtió de que la multa "no la va a pagar el Estado", sino que "la tiene que pagar quien la tiene que pagar", en referencia a la Generalitat Valenciana, que es quien en su día hizo mal los números. Pero, en el otro lado de la trinchera, el consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, aseguró que, de confirmarse la sanción, esta sería a cargo "del Reino de España".

La Unión Europea (UE) inició una investigación sobre la posible manipulación de las estadísticas valencianas en julio del 2014, cuya sanción debe aprobarse este jueves y ratificarse después en el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE (Ecofin). De hacerlo, será la primera vez que Bruselas multa a los responsables de un Estado miembro después de que, en el 2011, se aprobase la nueva legislación a raíz de la manipulación de las estadísticas de Grecia, cuyo descubrimiento marcó el origen de la crisis de deuda.

IMPORTE SIMBÓLICO

Según fuentes de la Comisión Europea citadas por Europa Press, el importe de la multa es prácticamente simbólico, ya que es "muy inferior" al máximo previsto en la legislación de la Unión Europea, el 0,2 % del PIB (2.000 millones). Al "simbólico" importe y al hecho de que este miércoles aún no se hubiera ratificado la sanción se aferró el consejero valenciano, que presumió además de que fue su propio equipo el que avisó a Europa de las irregularidades. "Fuimos nosotros quienes informamos a Eurostat de esta posible mala práctica contable", señaló Moragues, garantizando la "total" colaboración de la Generalitat Valenciana y del Gobierno central con las autoridades comunitarias.

SOLO MALA PRAXIS

Te puede interesar

El consejero valenciano se descolgó también con que el motivo de la multa es "solo una cuestión de mala praxis contable" que, desde que Alberto Fabra es presidente de la Generalitat Valenciana, "ya se ha solucionado". "Está todo debidamente contabilizado en tiempo y forma, es una práctica que corresponde al pasado, totalmente desterrada en el ámbito de la Generalitat" y, en todo caso, "imputable a la Intervención de la Generalitat", que "actúa de forma independiente", justificó Moragues.

Esquerra Unida y Compromís coincidieron en pedir que Zaplana, Camps y Fabra "paguen de sus bolsillos" la multa, por ser los responsables de las "trampas" contables. Y el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, acusó al PP de hacer "políticas a la griega" que "han quebrado" a la gente, al tiempo que lamentó que, al final, quienes vayan a pagar la sanción sean los ciudadanos.